UPA-A denuncia el bajo precio que los ganaderos reciben por la leche de cabra

Ganaderos de Madrid
UPA MADRID/Archivo
Publicado 04/09/2018 18:10:41CET

SEVILLA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La organización agraria UPA-A ha denunciado este martes una bajada de los precios que perciben por la leche de cabra de un 50 por ciento en un periodo de cuatro años, una situación "insostenible" para el caprino andaluz porque "estos precios no les permiten ni siquiera cubrir los costes de producción".

En un comunicado, UPA-A ha expresado su "malestar y preocupación" ante la "imparable" bajada de los precios de la leche de cabra en los últimos cuatro años. "Los productores cobran entre 48 y 50 céntimos por un litro de leche, mientras que los costes de producción, no dejan de subir año tras año, superando en la actualidad los 65 céntimos", han lamentado.

Desde UPA-A han insistido en que "la situación es insostenible", ya que desde 2015 --cuando la leche de cabra se vendía a 95 céntimos por litro-- su precio se ha ido "desplomando" hasta situarse por debajo de los costes de producción de ese año.

"Las familias de ganaderos no pueden mantenerse en la actividad y están teniendo que vender sus rebaños de cabras, que son de una excelente calidad", ha lamentado, añadiendo que en consecuencia, "estas personas abandonan los pueblos en busca de otras oportunidades laborables en la ciudad, lo que está provocando el despoblamiento de estos núcleos rurales".

UPA-A ha subrayado que el consumo de leche de cabra ha aumentado en los últimos años, a pesar de que los ganaderos han tenido que asumir el gasto que ha supuesto la modernización de sus explotaciones ganaderas para adaptarlas a la normativa europea. No obstante, eso no se
traduce en una subida acorde con los tiempos en el precio que se les paga por su leche, que se sitúa a niveles de otra década.

Andalucía cuenta con el mayor número de cabezas de ganado caprino de España y también es la principal productora de leche de cabra, siendo la provincia de Málaga la que más ejemplares concentra, con una población de 255.000. Le sigue Sevilla, con 185.000 cabras; Almería, con
169.000; o Granada, con 166.000.

Por último, la organización ha pedido la colaboración de las administraciones para terminar con las "desigualdades e injusticias" en la cadena agroalimentaria. "Hay unas pocas y poderosas industrias lácteas que controlan el mercado y ahogan a los productores con precios ruinosos", ha concluido.

Contador