La Junta reducirá la Religión a 45 minutos semanales el próximo curso

Actualizado 17/07/2014 15:09:16 CET

SEVILLA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha informado de que la Junta mantendrá la oferta que había en los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) en la Formación Profesional Básica (FPB) en el curso 2014-2015, que ofertará un total de 505 unidades y plazas para 9.860 alumnos, pese a que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte "no garantiza la financiación de estas enseñanzas". Además, reducirá la asignatura de Religión a un módulo de 45 minutos semanales --frente a la hora y media que se impartía antes--, el mínimo permitido por la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

   Alonso ha anunciado éstas y otras novedades en rueda de prensa en Sevilla, en la que ha estado acompañado por la secretaria general de Educación, Elia Maldonado, y la secretaria general de Formación Profesional y Educación Permanente, Guadalupe Fernández, y en la que además ha lamentado que FPB que recoge la Lomce "se haya convertido en un programa residual que en vez de crecer se estanca" y ha calificado la fórmula de financiación de la misma escogida por el ministro José Ignacio Wert sea la de los convenios y el Fondo Social Europeo como "algo sin precedentes en Educación".

   Así, Alonso ha explicado que el pasado 15 de julio se recibió el convenio para financiar la FPB donde se intenta que Andalucía acepte como ideas propias lo que se ha ido rechazando durante todo el proceso de elaboración de Lomce y que "llega incluso a proponer el intercambio de ideología por dinero". Según el consejero, con este modelo de financiación se quiere "imponer" la aplicación de una reforma educativa sin garantías porque si el Estado no recibe fondos europeos suficientes, la comunidad autónoma debe responder con medios propios. "Ahora sí se explicita en el convenio y se obliga a registrar en nuestra contabilidad su financiación y, por lo tanto, generará deuda", ha subrayado.

   En este sentido, el titular de Educación ha enviado una carta a Wert en la que ha pedido al Ministerio la "revisión y modificación en profundidad" del convenio. Además, le ha solicitado los informes jurídicos que avalen el acuerdo, el informe del Ministerio de Hacienda y el informe de validación de los gastos considerados elegibles por el Fondo Social Europeo.

   Asimismo, ha recordado que la estimación para implantar la FPB es de 241 millones de euros, frente a los 117 millones del Ministerio. Este calculo tiene en cuenta que estas enseñanzas requieren de instalaciones, equipamiento y equipos directivos, partidas que "no están contempladas por el ministro Wert, ni que permite financiar con esta fórmula de convenio", critica Alonso.

   Los convenio, además, "solo se ocupan de los tres primero años, es decir, de la fase de implantación", añade Alonso, quien dice que la FPB "nació muerta", y critica que "se ha errado en los cálculos", porque la Lomce provocará en los próximos tres años en Andalucía un sobrecoste de "584 millones de euros, cuando Wert ha calculado 189 millones". Por su parte, en Primaria, Andalucía ha calculado un sobrecoste de 40 millones, cuando "ellos estiman cero euros".

   Pero, añade, a pesar de todas las "dificultades", Andalucía responde con el diseño de una FPB "de calidad" como medida de atención a la diversidad educativa y que favorezca a que el alumnado alcance la titulación mínima, ha explicado Alonso. Para ello, la Consejería establecerá una ratio máxima de alumnos por aula de 20, y no de 30 como establece la Ley Wert y se complementará su aprendizaje con 100 horas más de formación troncal para que estos alumnos no estén en desigualdad frente a los de la ESO en las pruebas de reválida para obtención el título de secundaria.

LA COMUNIDAD EDUCATIVA YA CONOCE EL BORRADOR DE PRIMARIA

   Por otra parte, el consejero ha informado de que ya se ha puesto en conocimiento de toda la comunidad educativa el primer borrador de Decreto de las Enseñanzas de Educación Primaria y su Orden de Desarrollo, que se basa en los principios de "calidad y equidad", y que recorgerá la aportaciones del profesorado, familias, alumnado y agentes sociales.

   Además, para el currículum educativo de Andalucía, los conceptos "claves e irrenunciables" van a ser la educación integral mediante el establecimiento de itinerarios que posibiliten al alumnado "una visión plural de la ética y la educación cívica", ha explicado Alonso, quien ha añadido que otro concepto clave será las competencias básicas, es decir, que la enseñanza se marque como meta que el alumnado "sea capaz de saber, saber hacer y saber estar".

   Por tanto, en la Educación Primaria se mantendrá la estructura de ciclos, se aumentarán los mínimos establecidos por el Ministerio para las materias troncales que son básicas en esta etapa, se establecerá como asignaturas específicas obligatorias la Educación Artística y progresivamente la segunda lengua extranjera. Asimismo, se establecerá como asignatura de libre configuración obligatoria la Educación para la Ciudadanía y la Cultura Digital, que supondrá el ocho por ciento del horario.

   Además, la asignatura de Religión tendrá un módulo semanal de 45 minutos --el mínimo permitido por la Lomce--, frente a la hora y treinta minutos que se impartía hasta ahora. Así, las asignaturas específicas (Educación Física, Valores sociales y cívicos/Religión, 2º Lengua extranjera y Educación Artística) contarán con un 17 por ciento del horario total. Además, los centros contarán con autonomía del 18 por ciento del horario global para completar materias troncales o específica o el refuerzo educativo.

   A diferencia de lo que fija la Lomce, el horario de las asignaturas troncales (Matemáticas,  Lengua Castellana y Literatura, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales y primera Lengua extranjera) sería del 57 por ciento en el primer ciclo y 54 por ciento en los restantes, mientras que el Ministerio fija que el horario semanal mínimo sea el 50 por ciento para las troncales.

EVALUACIÓN SIN RANKINGS

   Durante su intervención, el consejero ha hecho especial hincapié en la evaluación externa del alumnado que finaliza 3º de Educación Primaria el próximo curso y que aparece en el calendario de implantación de la Lomce y que pretende ser la clave para la promoción del alumno. En Andalucía tendrá un carácter formativo y sus resultados servirán, junto a los datos obtenidos en los procesos de autoevaluación, evaluación continua y otras pruebas que se puedan determinar, para adoptar las medidas de mejora más adecuadas a cada centro.

   Con carácter general se evaluará a los alumnos al final de cada ciclo, como se estaba haciendo actualmente, es decir en 2º, 4º y 6º de Primaria. Solo excepcionalmente cuando lo estime el equipo directivo se harán al principio de cada ciclo como establece la Lomce. "Desde luego no se publicará en rankings" ha aclarado Alonso que ha añadido que mientras que el ministerio establece "un modelo centralista que priva al profesorado de su función evaluadora, nosotros le daremos voz". Para ello, el titular de Educación ha anunciado que abrirá un debate sobre el modelo de prueba.

   Por último, Alonso ha subrayado que Andalucía se opone a la Lomce porque es "la peor Ley de Educación de la historia de este país", aunque ha asegurado que se va a implantar "por sentido de la responsabilidad" y de la manera "menos lesiva posible" para el alumnado, para las familias y para el profesorado.

 

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies