La lactancia materna en madres con esclerosis múltiple confiere factor protector frente a posibles brotes, según estudio

Lactancia, lactante, bebé
PRODUNIS/CREATIVE COMMONS
Actualizado 27/03/2013 15:35:17 CET

SEVILLA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado por especialistas del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla sugiere ahora que la lactancia materna en madres que padecen de esclerosis múltiple, actividad que tradicionalmente se desaconsejaba "en base a un supuesto aumento del riesgo de brotes en el año siguiente al parto", podría incluso en algunos de estas madres conferirles "cierto componente protector" a futuros brotes.

Este trabajo, al que ha tenido acceso Europa Press, se presentó recientemente en la 'XXXV Reunión Anual de la Sociedad Andaluza de Neurología' y se apoya igualmente en otros estudios recientes en los que, al menos, "no se encontró relación entre la lactancia materna y la aparición de brotes".

La investigación, que lleva por título 'Lactancia materna en pacientes con esclerosis múltiple', partió de la premisa de que, tradicionalmente, las madres con esclerosis múltiple (EM) no daban lactancia materna a sus hijos "por el teórico riesgo de brote tras el parto", si bien los conocidos beneficios que este tipo de lactancia tiene sobre el desarrollo del recién nacido "hace que cada vez más" las pacientes con esclerosis "escojan esta opción".

Por ello, los autores de este trabajo (que firman los doctores S. Pérez Sánchez, R. Martínez Luque, M. Rus Hidalgo, E. Arellano, N. Becerril, G. Navarro Mascarell y G. Izquierdo), llevaron a cabo una revisión retrospectiva de los embarazos ocurridos en las pacientes de su unidad en los últimos cinco años.

En concreto, recogieron hasta 37 embarazos de 29 pacientes con esclerosis múltiple recurrente en el momento del embarazo, a las que se les analizaron varios aspectos de la lactancia materna mediante un cuestionario. El 64 por ciento de ellas optó por la lactancia materna, siendo la razón de ésta elección el beneficio que le supondría le leche materna a su recién nacido en el 79,2 por ciento de los casos consultados.

Del total de casos que optó por la lactancia materna, sólo una paciente sufrió un brote de esclerosis durante este período (el 0,4% del total), siendo el tiempo medio de lactancia en estas pacientes de 4,1 meses.

Por todo ello, y pese a reconocer los autores de este estudio que la lactancia materna en pacientes con esclerosis sigue siendo "un tema discutido", aluden a que los últimos estudios que se están llevando a cabo "no encuentran relación entre la lactancia materna y los brotes e, incluso, en algunos de ellos parece mostrar cierto componente protector".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies