La nueva Orquesta Bética Filarmónica se presentará el próximo viernes en un concierto en la UPO

La Nueva OBF Se Presenta El Viernes 17 En Un Concierto En La UPO
EUROPA PRESS/WEB ORQUESTA BÉTICA
Actualizado 11/06/2011 12:22:05 CET

SEVILLA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Orquesta Bética Filarmónica (OBF) de Sevilla, impulsada en 1923 por Manuel de Falla, quien reunió a un grupo de músicos de la capital para el estreno, en versión de concierto, del 'Retablo de Maese Pedro', renace con un nuevo equipo directivo y una nueva generación de músicos, que ofrecerán un concierto de presentación el próximo 17 de junio en el Paraninfo de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), una actuación que se engloba dentro de un convenio de colaboración firmado con la universidad sevillana.

"Aunque la intención en un principio era presentar en este concierto la orquesta al completo --afirma el gerente de la nueva formación Pepe Yáñez-- hemos tenido que adaptarnos al espacio, y finalmente participarán alrededor de 50 músicos, que ya llevan ensayando desde hace un tiempo". Entre las obras que interpretarán está 'Carmen' de George Bizet, 'Sevilla' --de la Suite Española op. 47-- de Isaac Albéniz, 'Danzas fantáticas' de Joaquín Turina, y 'La vida breve' de Manuel de Falla.

De este modo, afirma Yáñez en declaraciones a Europa Press, presentamos a esta nueva formación que "se relanza por motivos de justicia, porque no se podía perder una institución como ésta en la ciudad de Sevilla". Además, destaca, "esta entidad con más de 80 años de historia ha pasado algunas etapas muy complicadas, sobre todo a raíz de retirarles las ayudas a principios de los 90 con la llegada de otras agrupaciones musicales", aunque "se ha mantenido gracias al tesón de José Salazar, que la ha estado dirigiendo artísticamente, y a sus compañeros".

No obstante, matiza Yáñez, la OBF "está absolutamente alejada de entrar en confrontación ni en competencia con otras agrupaciones de la ciudad como la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla o la Barroca, que enriquecen el panorama cultural de la capital", y lo que quiere "es recupera la parte positiva de la agrupación musical con más historia de Andalucía y adaptarla a los tiempos", ya que en esta nueva etapa, la formación se presenta bajo los conceptos de "renovación, historia, modernidad, calidad, repertorio propio y especialización de las artes escénicas", asegura.

Además de la renovación generacional que ofrece la nueva formación, Yáñez también ha destacado la incorporación a la dirección artística de Juany Martínez de la Hoz Casa, una de las "más prestigiosas" jóvenes directoras del panorama musical internacional, que "ha dotado a la OBF de una sonido propio y de una versatilidad que permiten la participación de la orquesta en proyectos singulares auspiciados por otras reputadas batutas", resalta.

DOS REALIDADES DE LA OBF

De este modo, la Bética se presenta con un doble aspecto, como orquesta de cámara, cercana a la idea original de la primitiva OBC y que cuenta con 32 músicos --22 en la cuerda, 12 de viento, arpa y timbales--, y como filarmónica, formada por una plantilla de 67 músicos --40 de cuerda, 23 de viento y 4 en la percusión-- "preparada, esta última, para afrontar nuestro repertorio sinfónico y acometer a propuesta otros proyectos de gran formato".

Además, en sus dos versiones, la OBF cuenta con un repertorio musical propio, cuyas partituras forman parte de su archivo histórico, que mediante un interesantes convenio de colaboración con la Olavide "se está digitalizando, conservando y catalogando en su biblioteca" con el archivero Joaquín Romero al frente, explica el gerente de la orquesta, quien subraya que este archivo "refleja el esplendor de sus épocas más doradas y su supervivencia en tiempos difíciles".

Pero, "esta cooperación no se queda solo ahí", afirma Yáñez, y por eso "una vez que comenzamos vimos que había mucho potencial en este colaboración en muchos aspectos, y decidimos ampliar el convenio con acuerdos de cesión de espacios o salas de ensayo". Además, ha querido destacar que la UPO es "la primera institución que ha dado una paso adelante para apoyar el proyecto", pero "esperamos que detrás de la Universidad vengan muchas otras instituciones y entidades", añade.

En cualquier caso, agrega Yáñez, "estamos intentando recuperar un espacio en Sevilla al margen del acuerdo que tenemos con la UPO, ya que queremos ofrecer una programación estable de conciertos que se convierta en el tronco principal de la institución", resalta. Aunque, concluye, "seguiremos estudiando qué ayudas podemos recibir por parte de las administraciones, al tiempo que estamos estableciendo contacto con entidades privadas e instituciones cercanas a la música clásica".