Un sevillano recoge cubos de basura de unas 65 comunidades del centro, "un empleo más para salir de la crisis"

Jacinto sacando cubos de basura
SEVILLA AL CUBO
Actualizado 27/02/2011 13:09:41 CET

Estudia ampliar sus servicios a urbanizaciones del Aljarafe, "donde no llega la recogida", y han contactado con él desde Cádiz, Granada o Zaragoza

SEVILLA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El sevillano Jacinto Oliva se dedica a sacar y recoger los cubos de basura de más de 65 comunidades de vecinos del centro de la capital hispalense para lo que ha creado hace un año la entidad 'Sevilla al cubo', de la que forma parte él solo y a través de la cual cobra unos 50 euros al mes por cada recipiente, "diez céntimos por vecino". Una iniciativa que, a su juicio, es "un empleo más para salir de la crisis".

En este sentido, Jacinto se quedó en paro hace un año y esta situación le motivó para crear su empresa como autónomo, además, explica, "la idea partió en realidad por vivir en el centro de Sevilla", donde afecta la Ley Andaluza de Protección del Patrimonio Histórico, que establece normas para minimizar la contaminación visual en los centros históricos de las ciudades andaluzas y por lo que se han sustituido los contenedores de basura por cubos individuales para "acabar con la acumulación de basura y malos olores debido al incumplimiento de los horarios para sacar la basura".

En estas circunstancias, "la gente del centro, que era responsable de guardar y sacar los cubos individuales a su hora, protestaba y nadie daba soluciones, y así se me pasó por la imaginación la idea de crear una empresa que se dedicara a ello". De este modo, habló con su hermano, que le ayudó a crear un folleto, fueron a la papelería del barrio y empezaron a repartir fotocopias.

Su labor como autónomo comenzó en torno a marzo de 2010, "la empresa se creó con 20 euros, el coste de la primera publicidad", relata Jacinto, quien en el primer mes atendía a una casa sola en la calle Abades y en poco menos de un año ha aumentado la nómina a más de 65 comunidades de vecinos con alrededor de cien cubos que van desde El Arenal hasta La Alameda, pasando por el Barrio de Santa Cruz. No descarta ampliar su servicio al Aljarafe, concretamente a "urbanizaciones privadas donde no llega el servicio público de recogida", un proyecto que espera que "en poco tiempo pueda intentarlo".

No en vano, aunque él está solo en el trabajo, "la empresa va bien y pronto va a hacer falta personal", ironiza Jacinto, quien defiende que trabaja de "lunes a lunes y no tengo nada de descanso", puesto que cada día a las 20,00 horas saca los cubos de basura a la calle, de donde los recoge la empresa de limpieza pública de Sevilla (Lipasam) y a las 6,00 horas empieza a guardarlos hasta las 10,00 horas. "El resto de la jornada lo dedico a buscar clientela, nada fácil, porque al principio no se fían, pero después hay total confianza", manifiesta.

Al respecto, su empresa 'Sevilla al cubo' hace un contrato por seis meses con la comunidad de vecinos en cuestión, cobrando por cubo individual unos 50 euros al mes y 70 euros por dos, además se hace cargo de las posibles sanciones porque el cubo haya estado en la calle fuera del horario establecido, "así como si desaparece", hecho que denuncia ante Lipasam, quien también facilita el trabajo y localización del contenedor "con pegatinas gratuitas que incluyen la dirección de la comunidad".

En cuanto al precio a cobrar por recogida, asevera que "es muy barato y a cada vecino sólo le cuesta unos diez céntimos por cada recipiente", al tiempo que precisa que "los clientes no se han quejado en ningún momento". Para solicitar el servicio, Jacinto cuenta con la página web 'www.sevillaalcubo.com'.

Por otra parte, la empresa también limpia los cubos, "servicio que nunca han solicitado los vecinos, parece que en ese aspecto Lipasam hace su trabajo", indica Jacinto, quien baraja extender su labor a la recogida de vidrio, dado que, a su juicio, "en Sevilla nadie recicla el vidrio, no coge cerca el contenedor del vidrio y cuando te decides a llevarlo, tienes que tirar los cascos uno a uno y estamos siempre con prisa y no se hace".

"BASURA EN LAS CALLES"

Entretanto, explica que "es muy fácil pedir un cubo individual, pero la gente tira la basura por las calles, sobre todo en cualquier esquina en penumbra y encima de las papeleras", de modo que "hay calles que es una vergüenza pasar, especialmente en la zona de La Alameda".

Asimismo, justifica que a Lipasam "tampoco le viene bien la norma establecida, porque donde antes recogían cuatro contenedores grandes, ahora recogen 150 de los pequeños", por lo que "los operarios públicos trabajan diez veces más de lo que trabajaban antes".

De este modo, "la solución es el contenedor soterrado, aunque es muy costoso y mi servicio funciona correctamente sin problemas, excepto por el vandalismo de los fines de semana", sostiene Jacinto, a lo que añade que "la gente está contenta", porque "aunque les cueste dinero, se despreocupan del cubo y hay trato de fidelidad".

Así se gana "el sueldo" el empresario de unos 30 años que dirige 'Sevilla al cubo' y a quien le surgió la idea tras quedar en paro tras trabajar en la hostelería. Además, se han puesto en contacto con él personas de Cádiz, Granada o Zaragoza para implantar este servicio en sus ciudades, "incluso poner una franquicia", así como para hacer reportajes en medios de comunicación de Barcelona o hasta Brasil. Tras ello, está pensando en "cómo festejar el primer aniversario" de su gestión, "con algo grande para llamar la atención y hacer publicidad, aunque la cosa vaya bien".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies