José Bada presidirá, de manera provisional, el Consejo Superior de Lenguas de Aragón

 

José Bada presidirá, de manera provisional, el Consejo Superior de Lenguas de Aragón

José Bada y María Victoria Broto
DGA
Actualizado 10/12/2010 15:58:49 CET

ZARAGOZA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Educación, Cultura y Deporte, María Victoria Broto, ha presidido la constitución del Consejo Superior de Lenguas de Aragón, lo que supone un nuevo paso en la implantación de la Ley de uso, protección y promoción de las lenguas propias de Aragón. La primera decisión del Consejo, en su sesión constitutiva, ha sido elegir a José Bada como presidente provisional del mismo, ya que se trata del miembro de mayor edad.

José Bada Panillo es doctor en Teología por la Universidad de Munich y licenciado en Filosofía por la Universidad de Valencia. Ejerció la docencia en la Universidad de Deusto. Siendo consejero de Cultura y Educación en el primer Gobierno de la Diputación General de Aragón (1983-1987) promovió la enseñanza del catalán y las modalidades propias de Aragón.

El Consejo Superior de Lenguas de Aragón está formado por quince miembros designados a propuesta de las Cortes de Aragón, del Gobierno de Aragón y de la Universidad de Zaragoza. Se trata de filólogos juristas, sociólogos y destacadas personalidades de las letras, la enseñanza o la investigación lingüística o de los ámbitos social o cultural de la comunidad aragonesa.

Entre las funciones de este consejo destaca proponer a los órganos competentes del Gobierno de Aragón las líneas de actuación en el marco de la política lingüística, la creación del reglamento de su propio funcionamiento o hacer una propuesta de composición de las academias del aragonés y del catalán.

COMPOSICIÓN

Forman parte del Consejo Superior de Lenguas de Aragón, a propuesta de las Cortes de Aragón: Alberto Moragrega Julián; alcalde de Beceite, guía cultural y empresario turístico del Matarranya; Marta Marín Bráviz, periodista y escritora de Hecho, profesora de aragonés cheso y adaptadora de textos de aragonés; Enrique Badía Gracia, alcalde de Fonz y hablante del aragonés ribagorzano; Ignacio López Susín, miembro fundador de Rolde de Estudios Aragoneses, estudioso e investigador del aragonés, y Chusé Raúl Usón, licenciado en Historia y Geografía, escritor en aragonés, y miembro de la asociación Sociedad Lingüística Aragonesa.

El Gobierno de Aragón propuso, además del nombramiento de José Bada, los de Manuel Castán Espot, licenciado en Filología Hispánica, profesor de Lengua y Literatura Española y hablante nativo del aragonés-benasqués; Fernando Sánchez Pitarch, licenciado en Ciencias Químicas y estudioso del aragonés, y miembro de la asociación de Estudio de Filología Aragonesa; María del Carmen Alcover Pinós, licenciada en Filología Románica por la Universidad de Zaragoza y técnica asesora en lenguas propias aragonesas; y José Ignacio Micolau Adell, licenciado en Historia por la Universidad de Barcelona, miembro de la Associació Cultural del Matarranya y subdirector del Instituto de Estudios Humanísticos.

Los otros cinco miembros designados por la Universidad de Zaragoza son los siguientes: Javier Giralt Latorre, director del Departamento de Lingüística General e Hispánica de Zaragoza; Francho Nagore Laín, doctor en Filología Románica, profesor universitario y miembro destacado del Consello d'a fabla aragonesa; María Antonia Martín Zorraquino, licenciada en Filología Románica, catedrática de Lengua Castellana en la Universidad de Zaragoza; Francisco Beltrán Lloris, profesor de Historia Antigua de la Universidad de Zaragoza y especialista en esta materia, y Luisa María Frutos, catedrática de Análisis Geográfica.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies