El Palacio de Sástago expone 80 "joyas" del patrimonio restaurado por la DPZ

El jefe de Servicio de Restauración, el presidente de la DPZ y el comisario de l
EUROPA PRESS
Actualizado 16/03/2011 16:07:12 CET

ZARAGOZA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Palacio de Sástago expone 80 "joyas" del patrimonio provincial restaurado por la Diputación de Zaragoza (DPZ) durante los ocho últimos años a través de los planes que promueve la institución en colaboración con los ayuntamientos y las administraciones eclesiásticas. Esta muestra es un viaje por la historia del arte, con piezas desde el siglo XIV y hasta el XX.

El presidente de la DPZ, Javier Lambán, acompañado por el jefe de Servicio de Restauración de la institución, José María Valero, y el comisario científico de la muestra, José Ignacio Calvo, ha presentado este miércoles en rueda de prensa la exposición 'Joyas de un patrimonio IV. Restauraciones de la Diputación Provincial de Zaragoza (2003-2011)', que podrá visitarse hasta el 22 de mayo en el Palacio de Sástago de la capital aragonesa.

La institución inició en 1985, con la creación del Servicio de Restauración, su labor de restauración del patrimonio histórico de la provincia, ha recordado Javier Lambán, al subrayar que "en este tiempo la DPZ ha desarrollado una labor ejemplar" en la recuperación de estas obras, gracias al trabajo del Servicio de Restauración y de las Escuelas-Taller puestas en marcha por la Diputación.

Además, desde 1987 se organizan exposiciones para dar a conocer este "rico patrimonio de la provincia" y las labores de restauración, ya que "cada vez somos más conscientes de la importancia" que tiene el patrimonio y la cultura "en el desarrollo del territorio", ha apuntado el presidente de la DPZ.

En su opinión, "cada exposición marca un jalón en este recorrido" por la recuperación del patrimonio y la presente muestra "es un hito más en un camino que tendrá nuevas exposiciones" en el futuro, ha subrayado, al confiar en que la labor restauradora de la institución continuará en las próximas legislaturas.

En este caso, la exposición reúne "una selección de obras que proceden de los convenios que firma la DPZ con los ayuntamientos y las diócesis" para recuperar bienes eclesiásticos, de propiedad municipal o provincial, ha indicado el comisario de la muestra, José Ignacio Calvo.

VIAJE POR LA HISTORIA DEL ARTE

El Palacio de Sástago muestra 80 obras, casi un centenar de piezas en total, que proceden de 41 municipios de la provincia de Zaragoza, con retablos, lienzos, esculturas, piezas de platería y mobiliario desde el siglo XIV, con el gótico, y hasta el XX, con obras de vanguardia, "pasando por el renacimiento, el clasicismo, el barroco y el academicismo", ha apuntado el comisario de la exposición.

En su opinión, "esta exposición es un muestreo por los principales estilos occidentales y, además, es también un pequeño recorrido por la historia del arte", de forma que al "interés estético" que ya tiene la muestra "en sí", se añade "un plus didáctico" al proponer un viaje por la historia del arte.

Entre las "joyas" de las que el público podrá disfrutar desde este jueves, día 17, e encuentra la 'Virgen del Mar', de la localidad de Encinacorba, de origen francés y del siglo XIV. Del siglo XV se ofrece una muestra de pintura gótica, de "retablos de pincel", y entre las piezas se encuentran el 'San Pedro', de Langa del Castillo; el retablo de 'San Andrés', de Torralba de Ribota; o unas tablas del retablo de 'la Virgen de Montserrat', de Alfajarín.

En el estilo gótico, se presentan obras de plata como las cruces de Murero, Orcajo y Abanto; la custodia-relicario de los Corporales de Daroca o, del siglo XVI, las custodias de Villarroya de la Sierra y Fuentes de Jiloca.

Calvo ha destacado, asimismo, la presencia en esta muestra de otras piezas como el retablo de 'San Blas' de Uncastillo; el pequeño altarcito de Sobradiel, con relieve central de Damián Forment; y el retablo de la Degollación de San Juan Bautista de Calcena.

Además, se expone el Cristo yacente renacentista de Monterde, con su hueco en el costado para la reserva del Santísimo en Jueves Santo o los bustos procesionales de Santa Ana y San Blas de Villanueva de Huerva.

SIGLOS XVI Y XVII

De los últimos años del siglo XVI y primeras décadas del siglo XVII, se encuentran obras como los retablos de Nuestra Señora de los Ángeles de Añón de Moncayo y de la Sagrada Familia de Villafeliche; mientras que del estilo barroco destaca la Asunción de la Virgen, titular del retablo mayor de La Almunia de Doña Godina; y trabajos de Vicente Berdusán, como 'La muerte de San José' de Maluenda.

Del XVIII, Calvo ha citado el "gran hallazgo" de la 'Santa Bárbara' de Aldehuela de Liestos, creación del prestigioso pintor de cámara Francisco Bayeu, lienzo "que apareció muy maltrecho pero con una calidad notable".

A partir del siglo XIX disminuye ostensiblemente el número de obras que han sido objeto de restauración y todas ellas pertenecen al patrimonio de la Diputación Provincial de Zaragoza. Varios son retratos, reales o imaginarios, de carácter academicista como el del arzobispo Bernardo Francés Caballero o el de la Condesa de Bureta, heroína en los Sitios de Zaragoza.

De las piezas del XX ha citado el 'Torso femenino' de Félix Burriel esculpido en yeso y que "pone la nota sensual, y a la vez monumental", a la breve nómina de piezas de la última centuria.

ORÍGENES DEL SERVICIO DE RESTAURACIÓN

Por último, el jefe de Servicio de Restauración de la institución, José María Valero, ha recordado que la DPZ siguió en sus inicios "el ejemplo" de los servicios de restauración de las diputaciones de Barcelona, con un servicio pionero de restauración desde 1908, y Navarra.

Sobre los orígenes del Servicio de Restauración, Valero ha comentado como "cuando entré como funcionario a la DPZ me encontré sobre la mesa dos expedientes de solicitud de dos ayuntamientos para demoler sus iglesias, que se encontraban en ruina, y entonces planteamos a la corporación la posibilidad de iniciar un proceso de restauración", que se consolidó bajo la presidencia de Florencio Repollés.

Esos dos municipios, Fuentes de Jiloca e Ibdes, albergan "dos auténticas catedrales", templos que aún están en restauración y cuyos trabajos están "avanzadísimos, pero no se han terminado" después de más de treinta años de obras, ha explicado Valero.

Asimismo, ha coincidido en que "este legado tan rico de patrimonio puede dinamizar el turismo" en estos municipios zaragozanos y en aquellas localidades que cuentan con un patrimonio "de una riqueza incalculable" y creado por artistas, como Pietro Morone, "que tuvieron la desgracia de trabajar en Aragón porque si hubieran trabajado en otra parte de España los conocerían en el mundo mundial" por sus obras.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies