Paleontólogos descubren en Estercuel un nuevo yacimiento de plantas fósiles del Cretácico Inferior

Hoja fósil de angiosperma acuática Klitzschophyllites choffatii
LUIS MIGUEL SENDER
Actualizado 06/09/2012 17:20:32 CET

Las islas que en esa época eran la Península Ibérica sirvieron de puente para la dispersión de la flora

ZARAGOZA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un estudio llevado a cabo por un grupo internacional de investigadores, liderados por paleontólogos de la Universidad de Zaragoza, ha revelado un "nuevo y extraordinario" yacimiento de plantas fósiles del Cretácico Inferior encontrado en la localidad turolense de Estercuel.

Este estudio, en el que han participado las universidades de Zaragoza, Vigo, Nacional Autónoma de México (UNAM), Universidad de Lund (Suecia) y del Museo de Historia Natural de París, ha sido publicado en el último número de la revista 'Geodiversitas', ha informado la Universidad de Zaragoza en un comunicado.

En él, se describe una nueva y variada paleoflora compuesta por macrofósiles --hojas y estróbilos o piñas-- y por microfósiles --esporas y granos de polen-- pertenecientes a diversos grupos de plantas.

Esta "abundante y diversa flora fósil" pertenece a la parte más moderna del Cretácico Inferior --de unos cien millones de años de antigüedad--, y contiene fósiles de diferentes tipos de helechos, coníferas y hojas y granos de polen pertenecientes a primitivas angiospermas --o plantas con flores--, tanto terrestres como acuáticas, que se desarrollaron en las orillas de los pantanos costeros del antiguo mar Tethys en la zona que ocupaba la actual provincia de Teruel durante esa época, han explicado las mismas fuentes.

Han agregado que estos registros de plantas fósiles son considerados "de extraordinaria importancia" para conocer la evolución de las floras en el planeta "ya que durante este periodo de tiempo las angiospermas se encontraban en su fase de expansión y diversificación, que posteriormente las llevaría a convertirse en las plantas que en la actualidad dominan todos los ecosistemas terrestres actuales".

Además, el nuevo yacimiento de Estercuel es uno de los pocos yacimientos con plantas fósiles de esta edad a nivel mundial, lo que le confiere una especial importancia científica, han recalcado desde la institución académica aragonesa.

ESPECIES DESTACADAS

Los investigadores han indicado que entre la paleoflora encontrada en Estercuel destacan varias especies, como Klitzschophyllites choffatii, que era una angiosperma que poseía hojas muy llamativas, con márgenes profusamente dentados, y sobre todo la presencia de hojas de la especie Aquatifolia fluitans.

Esta angiosperma acuática, emparentada con la familia de los nenúfares actuales, presentaba la peculiaridad de poseer un peciolo con un ensanchamiento central, a modo de flotador, que permitía que sus hojas pudieran desplegarse por encima de la superficie del agua.

La singularidad del hallazgo de esta especie en Estercuel radica en que, hasta el momento, este tipo de plantas sólo habían sido encontradas en un único yacimiento de la misma edad situado en el estado de Kansas, en el centro de los Estados Unidos, lo que indicaría una cierta relación entre estas dos zonas durante el Cretácico Inferior.

Además, los granos de polen de diversos tipos encontrados en los estratos del yacimiento también indican que estos ambientes fueron colonizados por otras plantas que, hasta el momento, se creían restringidas al norte de África y este de Suramérica durante esa época.

PUENTE PARA LA DISPERSIÓN DE LA FLORA

Todos estos datos implicarían que, al menos durante la última etapa del Cretácico Inferior, las islas del archipiélago que en esa época constituían la actual Península Ibérica habrían servido como puente para la dispersión de las floras entre diferentes áreas geográficas, que provendrían tanto del oeste del antiguo continente Laurasia, como del continente Gondwana situado al sur, han sostenido desde la Universidad de Zaragoza.

Los investigadores han recalcado la importancia que para este estudio ha tenido la colaboración desinteresada de la empresa minera SAMCA, propietaria de los terrenos en los que se encuentra el mencionado yacimiento, permitiendo el acceso al mismo y facilitando que estos importantes hallazgos pudieran recuperarse y darse a conocer, "lo que demuestra que el desarrollo de las labores mineras y la protección del patrimonio paleontológico son dos actividades perfectamente compatibles".

Dada la enorme riqueza paleobotánica de la provincia de Teruel, el yacimiento de Estercuel, entre otros, será visitado por los participantes en el Congreso Internacional de Agora Paleobotánica, el cual se desarrollará en julio del año que viene, y que congregará a especialistas en paleobotánica de todo el mundo.

Además de las jornadas de campo, también se llevarán a cabo varias sesiones científicas que tendrán lugar en las instalaciones del Centro de Arte Rupestre 'Antonio Beltrán', situado en la localidad turolense de Ariño, gracias a la colaboración de la gerencia del Parque Cultural del Río Martín.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies