El Palacio de Sástago y Cajalón exponen obras "excepcionales" en 'Dibujo Español. Del Renacimiento a Goya'

Actualizado 06/10/2008 16:09:54 CET

La muestra cuenta con dos "joyas": un cuaderno con 200 dibujos de Charles-Joseph Flipart y 16 cabezas caricaturescas de Goya

ZARAGOZA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Palacio de Sástago y la sede de Cajalón en Zaragoza exponen en sus salas obras "excepcionales" reunidas en la muestra 'Dibujo Español. Del Renacimiento a Goya. La colección de la Familia de la Reina María Cristina de Borbón'. Esta exposición, que se inaugurará mañana martes, 7 de octubre, y permanecerá abierta hasta el 8 de diciembre, ofrece al público zaragozano piezas únicas y, algunas de ellas inéditas, con un total de 152 dibujos, seis libros, dos de ellos incunables, y diez estampas.

En ambas salas comparten espacio dibujos de los principales artistas del barroco y la ilustración española como Miguel Jacinto Meléndez, Antonio González Ruiz, José del Castillo, Antón Rafael Mengs, Francisco Bayeu, Juan de Juanes y Mariano Salvador Maella; con piezas del renacimiento y el barroco italianos de Giuseppe Cesari, Annibale Carracci o Carlo Maratta, entre otros.

Como "joyas" de la exposición destacan un cuaderno de viaje, con más de doscientos dibujos, obra de Charles-Jospeh Flipart (París, 1721, Madrid, 1797), pintor de cámara de Fernando VI; y una hoja con 16 cabezas caricaturescas de Francisco de Goya, obra que se daba por perdida y que reaparece en el Palacio de Sástago. Estas cabezas caricaturescas fueron dibujadas por Goya hacia 1797-1798.

La exposición 'Dibujo Español. Del Renacimiento a Goya. La colección de la Familia de la Reina María Cristina de Borbón' ha sido presentada hoy en rueda de prensa por el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Javier Lambán, el presidente de Cajalón, Bruno Catalán, y los comisarios de la muestra Arturo Ansón y Ricardo Centellas.

El presidente de la DPZ, Javier Lambán, indicó que esta es una exposición "importante" ya que muestra "por primera vez la colección de dibujo antiguo de la Reina María Cristina de Borbón, incrementada por aportaciones de sus descendientes y conservadas por el librero anticuario Antonio Moreno que la adquirió en 1963". En su opinión, "son una serie de dibujos espléndidos de los principales artistas del barroco y la ilustración española y de artistas del renacimiento y el barroco italiano".

Junto a la colección de dibujos, "se presenta también por primera vez una colección de libros ilustrados y de estampas, como una serie de 'Apocalipsis' de 1498, grabada por Alberto Durero", pieza que "da muestra del nivel y la categoría de esta exposición". afirmó.

Esta obra es, para Bruno Catalán, "la perla de toda la muestra" aunque en una exposición que "sorprenderá al público zaragozano", Catalán también aconsejó "no perderse las obras de Juan de Juanes", en la parte de los dibujos más antiguos donde se puede encontrar una pieza del artista de un ángel portador de la Pasión.

LA MEJOR COLECCIÓN.

Ricardo Centellas, comisario de la muestra, observó que esta exposición reúne "la mejor colección de dibujo español que hay en España en estos momentos en manos particulares", equiparable a otras como la colección del Museo del Prado, y en ella se muestra "el hit parade de la Reina María Cristina".

El recorrido expositivo se inicia en la sede de Cajalón (calle Coso de Zaragoza, frente al Palacio de Sástago) con una primera parte de piezas del renacimiento y el barroco y se abre la muestra con 'El gabinete de la Reina María Cristina', un acercamiento para que los visitantes comprueben que la reina no sólo coleccionaba dibujos sino también estampas y libros de estampas.

Para ilustrar esta primera parte se han elegido "joyas singulares", como la serie del 'Apocalipsis' de Alberto Durero, "uno de los libros más peculiares y rompedores que hace de umbral entre el grabado de tradición tardo-gótica y el renacimiento"; estampas de Carracci, máximo exponente del clasicismo boloñés; el 'Liber Chronicarum', "incunable que más grabados tiene de la historia del libro universal con más de 1.100 obras"; una colección de estampas británicas del siglo XVIII y una colección de litografías del rey Fernando VII, relató Centellas.

En las dos salas restantes de Cajalón se muestra el dibujo español e italiano de los siglos XVI y XVII, con "un maravilloso Juan de Juanes inédito" y con piezas de la escuela italiana.

El Palacio de Sástago recibe al visitante con una exposición de arte contemporáneo y conceptual, dado que por las condiciones lumínicas del patio del palacio no se han podido exponer en esa zona los dibujos. Esta instalación, con una selección de la colección de modelos de yesos de la Escuela de Arte de Zaragoza, plantea un diálogo entre los yesos y las obras de arte de la exposición. Además, en el centro de una piscina se ha integrado la figura de Goya.

En la gran sala de Arcos, dedicada a los artistas españoles del siglo XVIII, destacan tres artistas: "la colección magnífica de dibujos de Francisco Bayeu; un dibujo de Antonio Rafael Mengs; una serie de dibujos de los pintores de la ilustración en torno a la figura de los Reyes, y la obra central, las dieciséis cabezas caricaturescas de Goya que se presentan como premonición de lo que luego grabará en la serie Caprichos".

Por ello, "nos hemos traído una serie de Caprichos de la primera edición (como 'La filiación'), que pertenecieron a Juan Martín de Goicoechea, fundador de la Academia de Dibujo y de la Real Academia de las Artes de San Luis", concretó Ricardo Centellas.

Además, hay otra sala dedicada al mundo de las academias y al desnudo natural, una segunda sala para los dibujos más selectos del barroco, de la ilustración y del romanticismo, y cierran la exposición unos "magníficos dibujos" que dan muestra de las diferentes técnicas de dibujo. Esta sala 3 finaliza con una recreación histórica con yesos y dibujos originales de un taller de dibujo correspondiente a los tiempos de Goya.

DEFENDER EL DIBUJO.

Reunir estas piezas ha sido el fruto "de dos años de trabajo" investigando estos fondos, tiempo en el que los comisarios vivieron "momentos de auténtica emoción y sorpresa" al descubrir las obras, afirmó Arturo Ansón. Por ello, consideró que la exposición es "algo excepcional" y deseó que "tenga la trascendencia internacional que se merece".

El también comisario de la muestra advirtió como en ocasiones se desprecia el dibujo y se considera "de segunda categoría" pero exposiciones como ésta demuestran que "no es así", porque "en los dibujos está la plasmación de las ideas, el proceso técnico e intelectual" que lleva a los artistas a realizar otras obras. De hecho, "cada vez el dibujo tiene más protagonismo en las colecciones internacionales"

PRÓXIMA COLABORACIÓN.

Los presidentes de la DPZ y de Cajalón, Javier Lambán y Bruno Catalán, respectivamente, aseguraron hoy que la colaboración entre entidades continuará "más intensamente" en los próximos años. Así, explicaron que el próximo año, a finales del mes de marzo, se organizará en la sala Ignacio Zuloaga de Fuendetodos una muestra que de continuidad a la que podrá verse en Zaragoza.

Esta exposición, que se organizará de nuevo conjuntamente y que tras permanecer en Fuendetodos se podrá visitar en la capital aragonesa, reunirá obras de Francisco de Goya, dibujos relacionados con las series de los Caprichos, la Tauromaquia, los Disparates y otras obras que "estudiaremos pormenorizadamente para conocer cómo era el taller de Goya", concretó Ricardo Centellas.

Respecto al genial pintor aragonés Francisco de Goya, Javier Lambán recordó que Aragón tiene "deberes pendientes" con el artista, como darle "un adecuado tratamiento". Para ello, instó a colaborar para que el centro museístico sobre el arte gráfico proyectado en Fuendetodos, cuna de Goya, pueda ser pronto "una realidad".