Unos 800 asturianos padecen lupus, el 80% mujeres

 

Unos 800 asturianos padecen lupus, el 80% mujeres

Publicado 10/05/2014 15:16:53CET

OVIEDO, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad estima que entre 700 y 800 asturianos padecen la enfermedad del lupus eritematoso, una dolencia que afecta, en un 80% a las mujeres en la comunidad, según estimaciones incluidas en una nota de prensa remitida por parte del Gobierno asturiano.

Este sábado se celebra el día Mundial dedicado a esta enfermedad crónica, que afecta al tejido conjuntivo que se produce por una respuesta inmunitaria hiperactiva que se manifiesta en forma de brotes y que se puede desencadenar por diferentes motivos como puede ser la fotosensibilidad. El clima nuboso y las bajas horas de exposición solar en Asturias favorecen el control de estos brotes.

En Asturias, se estima que el lupus tiene una prevalencia de 700 casos por millón de habitantes, lo que se correspondería con entre 700 y 800 casos en todo el Principado. Afecta mucho más a las mujeres que a los varones y especialmente a las personas mayores de 65 años.

El Servicio Público de Salud ofrece una atención integral a las personas afectadas y dispone, desde el año 2006, de una unidad específica en el Hospital Universitario Central de Asturias para atender este tipo de dolencias. La Unidad de Consulta Enfermedades Autoinmunes Sistémicas del HUCA atiende de forma multidisciplinar y coordinada a los pacientes con estas enfermedades autoimunes como el lupus.

Además, el servicio de inmunología del propio hospital tiene abiertas algunas líneas de investigación en relación con los pacientes de esta unidad que participan en un estudio genético internacional y los servicios de Nefrología y Trasplantes desarrollan una tarea muy importante en n el enfoque diagnóstico y terapéutico de esta enfermedad y de una de sus principales complicaciones como es la nefritis lúpica. A mediados del siglo pasado la supervivencia de los pacientes con lupus apenas llegaba al 50% a los cuatro años de diagnóstico mientras que hoy puede llegar a tener la misma supervivencia que la población general.

RECOMENDACIONES

La Dirección General de Salud Pública recuerda, que la principal medida que previene los brotes de la enfermedad que son fundamentalmente cutáneos y que afectan sobre todo a pacientes fotosensibles, es evitar la exposición al sol, particularmente la exposición excesiva.

En general, se recomienda seguir las siguientes recomendaciones para minimizar la radiación recibida: evitar la exposición solar, al menos entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde; utilizar ropa protectora adecuada que cubra las zonas expuestas (mangas largas, pantalones largos, tejido suficientemente tupido aunque sea fino); utilizar un sombrero de ala ancha y gafas de sol adecuadas.

Aplicar sobre toda la piel expuesta una cantidad adecuada de un producto con factor de protección solar alto al menos cada seis horas o dos veces al día o (o más si la exposición se prolonga), repitiendo siempre la aplicación después del baño, ducha o sudoración abundante, y extremándolo en las zonas y horarios de mayor intensidad de radiación solar; los pacientes que han desarrollado lesiones tras exposición solara través de los cristales de las ventanas o del automóvil (que no bloquean toda la radiación UV), deben instalar sobre ellos películas protectoras homologadas; las luces fluorescentes también emiten radiación UV por lo que en el entorno doméstico y/o laboral deberían cubrirse con protectores de plástico especiales.

El déficit de vitamina D asociado a la falta de exposición solar puede dar lugar, entre otros problemas, a osteoporosis, y puede requerir el aporte exógeno de calcio y vitamina D para compensar esta carencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies