Piden 2 años y medio de prisión para un empresario por un accidente laboral en la rula de Avilés en 2013

Publicado 10/07/2018 13:02:50CET

AVILÉS, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena del responsable de una empresa de pesca acusado por un accidente con un herido en la rula de Avilés en 2013. La vista oral se celebrará este miércoles, 11 de julio, en el Juzgado de lo Penal número 2 de Avilés, a las 09.45 horas.

La empresa tiene como actividad principal la pesca y tenía contratado marinero al denunciante, nacido en 1959. El 14 de mayo de 2013, el trabajador se encontraba en la rula de Avilés desempeñando su trabajo, consistente en la descarga de 10 cajas de pescado de un barco. Para ello, se procedía al estrobado de las cajas y estas bajaban a la tierra con la pluma que disponía la embarcación.

En concreto, el trabajador estaba en tierra, ya que era el encargado de recepcionar la carga desde la pluma para posteriormente situarla en la cinta transportadora que la introducía en la lonja. La pluma soportaba en el momento de los hechos 250 kilos.

En un momento dado, cuando la carga estaba suspendida por la pluma para que la recogiera el denunciante, el grillete que sujetaba la polea que movía la pluma se rompió y esta cayó de forma descontrolada hacia delante, golpeando al trabajador en la cabeza. El accidente le provocó varias lesiones, entre ellas diversas fracturas, de las que tardó en curar 196 días.

Le han quedado secuelas, que provocan, entre otros efectos, que camine lentamente, con ligera cojera al andar, y que no pueda correr ni saltar; tiene dificultades para permanecer largo tiempo sentado o en pie y no se puede colocar en cuclillas o de rodillas. Ha quedado imposibilitado totalmente para el trabajo.

El Ministerio Fiscal sostiene que el accidente se debió a que la pluma que tenía la embarcación utilizaba un grillete en mal estado y lo hacía por tanto con su resistencia mecánica debilitada.

El resto de trabajadores de la empresa, 14 tripulantes, se encontraban en la misma situación de riesgo que el trabajador afectado, en la medida en que todos participaban en las operaciones de carga y descarga y, por tanto, utilizaban la grúa.

El acusado, responsable de la empresa, debería haber comprobado y revisado el estado de los grilletes, poniendo especial cuidado en su mantenimiento. Sin embargo, no lo hizo y tampoco impidió que los trabajadores a su cargo realizaran su actividad sin que estuvieran protegidos adecuadamente.

La Fiscalía solicita que se condene al acusado a dos años y seis meses de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, inhabilitación especial para actuar como patrón de barco durante el tiempo que dure la condena, pago de las costas procesales y abono de una indemnización al trabajador de 20.000 euros por las lesiones y 40.000 euros más por las secuelas, incrementados en un 10% como factor de corrección y con los intereses legales correspondientes.