Letrados de Justicia reclaman mejoras salariales y modernizar el sistema

Concentración letrados
LETRADOS JUSTICIA
Actualizado 19/06/2018 18:12:25 CET

SANTANDER, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Letrados de la Administración de Justicia de Cantabria se han concentrado este martes en la sede de Audiencia Provincial para reclamar de forma urgente la modernización de este servicio y la adecuación salarial, así como demandar un nuevo Reglamento Orgánico.

En la concentración, de carácter nacional y que se ha prolongado durante media hora, se ha leído un comunicado conjunto de las tres asociaciones convocantes: el Colegio Nacional de Letrados (CNLAJ), la Unión Progresista de Letrados (UPSJ) y la Asociación Independiente de Letrados (AINLAJ), con las reivindicaciones del Cuerpo a la nueva titular del Ministerio de Justicia, Dolores Delgado.

Así, en materia de modernización, el colectivo (antiguos secretarios judiciales) pide la continuación en la implantación y desarrollo de la nueva Oficina Judicial, bajo la dirección exclusiva de los letrados de la Administración de Justicia en los servicios comunes; y la implantación del expediente digital.

Demandan también la compatibilización de los distintos sistemas de gestión procesal existentes en el territorio nacional; un sistema d estadística judicial que obtenga los datos de los programas informáticos de gestión procesal; y un Registro Civil "público, moderno y gratuito" a cargo de los letrados.

En materia salarial, reclaman una adecuación que "compense" las nuevas funciones y responsabilidades atribuidas a los letrados desde la reforma procesal de 2009, sin "alterar" sus salarios y con una "bajada de sueldo por la crisis que no ha sido restablecida". Así, han precisado que un letrado de nuevo ingreso percibe un salario de 1.400 euros.

Asimismo, piden la instauración de un régimen de sustituciones "adecuado".

En cuanto al nuevo Reglamento Orgánico, señalan como "necesidades inaplazables" el desarrollo de la previsión legal de audiencia previa a las asociaciones profesionales, el reconocimiento del derecho a la negociación colectiva propia, la adecuación del régimen de categorías profesionales, el desarrollo del régimen de libranzas por trabajo extraordinario, medidas de protección personal y de la intimidad en diligencias como desahucios y registros policiales y formación continua.