Crispación en la toma de posesión del primer alcalde del PP en Alcázar de San Juan (Ciudad Real)

Actualizado 11/06/2011 19:05:40 CET

CIUDAD REAL, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

"Traidor" o "sinvergüenza" han sido algunos de los adjetivos que, dirigidos al presidente de Ciudadanos por Alcázar (CxA), Ángel Montealegre, se han escuchado este sábado desde el patio de butacas del auditorio municipal de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) durante la toma de posesión del que se ha convertido en el primer alcalde del PP en esta localidad, Diego Ortega, tras 32 años de gobiernos socialistas.

La crispación ha estado motivada porque, pese a que la candidatura socialista encabezada por José Fernando Sánchez-Bódalo ha sido la más votada, un pacto entre el PP y Ciudadanos por Alcázar --creado por un ex dirigente socialista-- ha arrebatado la Alcaldía de este municipio al PSOE.

Aunque también se han escuchado algunos silbidos y abucheos durante la intervención de Sánchez-Bódalo, finalmente el pleno de constitución del Ayuntamiento ha transcurrido con normalidad y Ortega ha tomado posesión de su cargo como alcalde tras obtener los votos de los 9 ediles 'populares' y los dos de los independientes, frente a los 10 logrados por el PSOE.

En su discurso de investidura, Ortega ha apelado a valores como el diálogo, el respeto, el consenso, el bien común y el servicio a los demás en su forma de entender la política, al tiempo que ha prometido a los alcazareños su "trabajo y esfuerzo para conseguir objetivos como la creación de empleo, la bajada de impuestos, la creación de infraestructuras y la apertura del Ayuntamiento a los vecinos".