Asaja lamenta que el Decreto de Caza no haya sido consultado con el sector "pese a tener consecuencias en la ganadería"

Licencias federativas de caza
FAC
Actualizado 24/11/2011 11:48:47 CET

VALLADOLID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los responsables de Asaja en Castilla y León han lamentado este jueves que el Decreto de Caza aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta en reunión extraordinaria no haya sido consultado con el sector "pese a tener consecuencias para la ganadería".

En un comunicado de prensa recogido por Europa Press, Asaja ha cuestionado que los daños del lobo y de herbívoros cinegéticos en los cultivos y, sobre todo, el contagio de enfermedades animales no se trate "con la seriedad debida en el texto".

De este modo ha analizado Asaja el Decreto aprobado en Consejo de Gobierno extraordinario por el que se regula la conservación de las especies cinegéticas, su aprovechamiento sostenible y el control poblacional de la fauna silvestre, con el fin así de salvar la temporada de caza, después de que una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia acordara suspender parte del articulado de la Orden Anual de Caza de 2011, en tanto en cuanto tramita y resuelve de forma definitiva el recurso promovido por Ecologistas en Acción.

Asaja ha recordado que el control poblacional de la fauna salvaje es "el principal caballo de batalla" que tiene enfrentados a los ganaderos con los responsables del Medio Ambiente en Castilla y León, "debido a los daños que está ocasionando en la cabaña ganadera un crecimiento desmedido de las poblaciones de diferentes especies".

En este sentido, ha criticado la "nula sensibilidad" de los responsables de Medio Ambiente para compaginar los intereses medioambientales con el ejercicio de la actividad agropecuaria y ha denunciado "la falta de coordinación entre las dos consejería de la Junta con competencias compartidas, Agricultura y Ganadería, por un lado, y Fomento y Medio Ambiente, por otro".

Para Asaja, el Decreto dedica "cuatro líneas contadas" en un párrafo en el que se recoge el control del lobo, "texto deliberadamente ambiguo y escueto para abordar la problemática con este cánido que está diezmando las cabañas ganaderas y echando al ganado doméstico de los pastos que se vienen aprovechando de forma tradicional desde hace cientos de años".

La OPA insiste en que tampoco se aborda con la seriedad debida la respuesta de los poderes públicos al contagio de enfermedades a los animales domésticos por parte de la fauna salvaje, "enfermedades que algunas de ellas forman parte de las campañas oficiales de saneamiento ganadero y tienen la condición de zoonosis -trasmisibles al hombre-".

Asaja ha considerado asimismo que, "una vez más", la Consejería de Fomento y Medio Ambiente que dirige Antonio Silván haya desaprovechado la ocasión para mostrarse receptiva a los problemas de los ganaderos legislando "una vez más sin consultar a los representantes legales de los mismos, no haya coordinado sus actuaciones con la consejería de Agricultura y no haya asumido aún que la sanidad de las especies salvajes es hoy la principal amenaza para el futuro de la ganadería de extensivo que pasta en los montes y dehesas de Castilla y León".

No obstante, Asaja se ha mostrado dispuesta a abrir cauces de diálogo para defender la presencia de una agricultura y ganadería sostenible compatible con los valores de la defensa de la naturaleza en el sentido más amplio, "a pesar del desprecio reiterado de Silván hacia el sector agrario y "de seguir negando un encuentro con las OPA prometido por el presidente Juan Vicente Herrera".