La obra literaria de Delibes inspira a Agustín Javier Lázaro para crear 'Arrullarte', los talleres para bebés del CCMD

Una De Las Escenas De Los Conciertos Para Bebés Del CCMD
CCMD
Actualizado 18/05/2012 16:55:59 CET

VALLADOLID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La obra literaria de Miguel Delibes ha inspirado al compositor Agustín Javier Lázaro para crear 'Arrullarte', un proyecto musical dirigido a bebés de cero a cinco niños y que se acompaña de escenografía y danza.

El repertorio de los conciertos, que tendrán lugar este sábado 19 y el domingo 20 a las 17.00 y a las 11.45 horas, respectivamente, reúne piezas no superiores a los dos minutos y que tienen como hilo conductor la obra literaria de Miguel Delibes.

De este modo, el recorrido comienza con 'Der entfernte Wald', nasada en el capítulo XXI de 'El Camino'; 'Desi dance', inspirado en el diálogo entre Desi y el Viejo de 'La Hoja Roja'; '¿Sabes?', de 'La Sombra del Ciprés es Alargada', y 'Jeux', centrada en el primer diálogo entre el Quico y la Vítora de 'El Príncipe Destronado'.

La propuesta concluye con 'Pantomima', un tema instrumental sin referencias a texto pero sí al mundo de la danza clásica y 'Sine musica' ('nulla vita'), tema vocal e himno a la música en forma de canon.

El compositor reconoce, en un escrito al que tuvo acceso Europa Press, que la música creada para 'Arrullarte' "estaba al servicio" de su puesta en escena aunque podría también funcionar "independientemente de cualquier uso extramusical".

"Ante todo se trata de un Concierto, aunque se vea enriquecido con escenografía y danza", explica el compositor, quien recuerda que siempre tuvo presente la tradición de la forma 'Suite' "dado el contraste requerido y su aplicación a algún tipo de movimiento corporal a través de la danza".

Por esa razón todas esas obras juntas se agrupan bajo el nombre de 'Petite Suite', proyecto que le ha permitido reflexionar sobre la composición para un oído como el del bebé, "en inicio de formación, sensible a gamas de variabilidad, sin prejuicios, con ganas de juego, diversión, ritmo y cierto toque de intriga, expectación".

Tras mostrar su deseo de haber contribuido, con sus composiciones, a generar un espacio sonoro "que desarrolle el buen oír", vinculado al "buen sentir, pensar y actuar futuro de cualquier ser", Agustín Javier Lázaro detalla que en el lenguaje de las danzas prima la tonalidad como base estructural de la sonoridad "que se ve, en muy determinados momentos, ampliada con armonías más inestables, abiertas y desarrolladas con recursos tímbricos de un mayor calado actual".

EL PROYECTO

La iniciativa de Música para la Primera infancia se engloba en las actividades del Área Socioeducativa del Auditorio Miguel Delibes y de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y desde julio de 2010 busca, de la mano del músico y pedagogo portugués Paulo Lameiro, implantar sus Conciertos para Bebés.

Con un objetivo internacional basado en la innovación, según lo ha destacado la responsable del Área Educativa del Auditorio y la Orquesta, Silvia Carretero, los Conciertos para Bebés persiguen además una primera implantación en Castilla y León a través de la creación de un proyecto "artístico y estable" que cuente con la autonomía suficiente para desarrollar producciones propias.

Los efectos de esta actividad en la sociedad llegan a través de un equipo liderado por Pilar Andrino; Fernando Arminio al fagot; las actrices Ana Gallego e Isabel Olivar; la directora de escena Cristina García, Natalia Mota, voz; el trompetista Miguel Oller; la bailarina Silvia Pérez y el acordeonista Sem Sobrino.

Los conciertos suponen el momento en el que los niños, de hasta cinco años, son invitados a escuchar música pero no a través de teatro musical ya que no es "únicamente una historia o un cuento", según explica Carretero.

"A través de esta propuesta, se busca disfrutar de la música de manera compartida entre bebés e intérpretes, padres, madres y hermanos, abuelos y amigos... cada concierto es una experiencia de intercambio y complicidad donde el descubrimiento de la música en vivo y el silencio crean momentos intensos y sorpresivos", reconoce.

Los Talleres de música para Bebés se han programado un fin de semana al mes desde enero 2011 y de la mano de un equipo propio formado por Lameiro y dirigido a profesionales o estudiantes de enseñanza superior de música, actores, bailarines o pedagogos a quienes se aportaron los fundamentos teóricos y su experiencia en la realización de conciertos y la comunicación con este público y sus familias.