El 37% de los cuidadores domiciliarios no siente reconocido su trabajo según un estudio

F.Torralba y J.París en las jornada sobre cuidadores domiciliarios en la URV
MEMORA
Publicado 30/01/2018 13:23:19CET

BARCELONA, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El 37% de los cuidadores domiciliarios no siente reconocido su trabajo, y el 80% no lo ve reconocido a nivel económico, según un estudio realizado a cien personas que se dedican a cuidados en domicilios en Barcelona, tanto del sector público como privado, ha explicado el grupo Mémora en un comunicado este martes.

El estudio fue presentado este lunes ante los más de 200 participantes de la jornada 'Los cuidadores profesionales domiciliarios de personas mayores', organizada en la Facultad de Ciencias de la Comunicación y Relaciones Institucionales Blanquerna de la Universitat Ramon Llull (URL) de Barcelona, con colaboración de la universidad, la Fundación Mémora y la Fundación Salud y Persona.

De las conclusiones obtenidas en este trabajo se ha creado la guía 'Buen trato, ética del cuidador domiciliario profesional' --también presentada en la jornada--.

Esta trata las necesidades de ancianos que requieren atención profesional, y también contempla las de los propios cuidadores, "una figura con poco reconocimiento social teniendo en cuenta el trabajo que desarrollan día tras día", según el profesor y director de la Cátedra Ethos de Ética Aplicada de la URL y miembro del Consejo Asesor de la Fundación Mémora Francesc Torralba.

Más allá de encargarse de la higiene, la alimentación, la limpieza del hogar, las tareas de enfermería y de movilidad --tanto paseo como traslados--, es necesario dar a los ancianos apoyo psicológico y emocional, y convertirse en el "motivador" de la persona cuidada.

La falta de recursos oficiales y formación fue una reivindicación de los ponentes y los asistentes al acto, y a raíz de estas necesidades detectadas en el estudio, un grupo impulsado por Mémora trabajará para definir las herramientas formativas más adecuadas para cuidadores profesionales e impulsar un programa formativo que incida en los aspectos emocionales y el bienestar del trabajador.

MUJER DE 40 AÑOS

El estudio recoge que el perfil más recurrente de persona cuidadora es el de una mujer de entre 40 y 49 años, de nacionalidad española, con estudios de formación profesional, más de cuatro años de experiencia en el mundo laboral y con necesidad de encontrar una salida laboral.

"Más allá de las tareas pesadas, los cuidadores también destacan de su trabajo tareas gratificantes como los sentimientos de realización", satisfacción personal y afecto y agradecimiento que reciben por parte de la persona atendida, ha observado el sociólogo Guillem Martí, uno de los autores del estudio.