El cáncer de mama es más agresivo entre embarazadas porque se diagnostica más tarde, según un estudio

Actualizado 19/05/2008 19:19:17 CET

BARCELONA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres embarazadas padecen cánceres de mama más agresivos porque se diagnostican más tarde --el 42% ya presenta metástasis--, se desarrollan más rápidamente y la respuesta al tratamiento hormonal es menor, según un estudio del National Center Institute (NCI) presentado hoy en Barcelona en el III Congreso Intercontinental de Patología. El 33% de las mujeres sobreviven diez años, pero el 53% muere antes de que pasen cinco años.

Los cánceres de mama asociados al embarazo se suelen diagnosticar dentro del año después del embarazo, según explicó María Merino, jefe de Patología Quirúrgica del NCI. Este cáncer afecta al 3% de todos los cánceres de mama, pero últimamente está aumentando por el incremento de la edad de las mujeres a la hora de quedarse embarazadas.

El tratamiento recomendado en pacientes que no tengan el cáncer avanzado es radioterapia antes que pasen tres meses. En casos avanzados, se aplica quimioterapia con garantías y un tratamiento nuevo basado en anticuerpos monoclonales. En estos casos, no se puede dar el pecho al bebé.

Otra de las ponencias destacadas de este Congreso ha sido la de Antonio Cardesa, investigador del Departamento de Anatomía Patológica del Clínic de Barcelona. El patólogo presentó un estudio dirigido por él que demuestra que los cánceres de cabeza y cuello son uno de los tumores más comunes.

Estos cánceres provocan entre un 5% y un 10% de todos los nuevos casos en Europa y Estados Unidos. El cáncer de laringe, en concreto, tiene la incidencia global más alta en los países del norte del Mediterráneo.

El cáncer de esófago está causado, sobre todo, por el tabaco y el alcohol --no cancerígeno 'per se', sino en combinación con otro factor como el tabaco--, pero Cardesa añadió otro factor: la vida sedentaria y, sobre todo, los trabajos en oficina que obligan a estar mucho tiempo delante del ordenador provocan que el cuello se relaje y se produzca una esofagitis de reflujo, una enfermedad relacionada con este tipo de cáncer.

Cardesa también presentó un nuevo sistema de gradación y diagnóstico precoz del cáncer de laringe que permite saber cuándo se pueden practicar tratamientos conservadores de este tumor, que permitan con garantía la preservación de la voz.

También la patóloga Elaine S.Jaffe, recién nombrada doctora honoris causa de la Universitat de Barcelona (UB), presentó un estudio que soluciona los problemas en la distinción entre tumores y, por tanto, mejorará el tratamiento de éstos porque podrá ser más personalizado.

Más de 1.200 médicos de todo el mundo, la mayoría de ellos investigadores, se reúnen hasta el viernes 22 en el Palau de Congresos de Barcelona para hablar sobre las últimas novedades en el diagnóstico del cáncer y otras patologías infecciosas o degenerativas.

En la inauguración, el presidente del Congreso, Josep Antoni Bombí, aseguró: "Difícilmente curaremos el cáncer, pero lo podemos convertir en una enfermedad crónica". Para ello, consideró básico el diagnóstico precoz, técnicas de imágenes, prevención y un sistema de comunicación que facilite la transmisión de datos.