Vecinos de Barcelona se quejan por la supresión de líneas de autobuses de TMB

Jordi Bonet, Presidente De La Favb
EUROPA PRESS
Actualizado 16/01/2012 15:52:37 CET

BARCELONA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Diversas asociaciones de vecinos de Barcelona han protestado los últimos días contra los recortes aplicados desde el sábado por Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), que han eliminado cuatro líneas de autobús y reducido el servicio de otras veintitrés en una medida prevista en su plan para ahorrar 56 millones este 2012.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (Favb), Jordi Bonet, ha afirmado este lunes que la red de autobuses públicos no se puede medir en términos de déficit y beneficio porque "se trata de un elemento de cohesión social y territorial de la ciudad".

Ha abogado por "asegurar la movilidad de determinados sectores sociales" ubicados en los barrios más alejados del centro, y ha propuesto como alternativa a la supresión de líneas crear una nueva red de transporte octogonal que aproveche la estructura de calles paralelas y transversales del Eixample, y que TMB quiere empezar a poner en marcha este mismo año.

Bonet ha explicado que la Favb está contactando con diferentes agentes sociales y sindicatos de la ciudad para dar una respuesta conjunta al incremento tarifario del transporte público, un problema "más preocupante" que la supresión de líneas.

La coordinadora de vecinos y entidades de Nou Barris ha manifestado mediante un comunicado su rechazo a la suspensión de la Línea 31, de Hospital Clínic a Canyelles, por ser un servicio "crucial por las características orográficas" de la zona.

Reprochan a TMB que haya tomado la decisión sin tener en cuenta ni informar a los vecinos del barrio, y lamentan que los recortes se unan a la subida tarifaria y a las reducciones de impuestos al vehículo privado, por lo que le reclaman a la compañía de transportes rectificar y abrir diálogo para recuperar el servicio.

Dichas voces críticas se suman a las de los vecinos y entidades de la Bordeta, en el distrito de Sants-Montjuïc, que en los últimos días también pidieron por comunicado la continuidad los domingos de las líneas de bus 91 y 115.

El Consejo de Barrio de la Bordeta alerta en el texto de que la eliminación de ambas líneas los domingos implica dejar "incomunicados y sin posibilidades de conexión" a la red de transporte de la ciudad a toda la población de la zona.

Ante las protestas, el alcalde, Xavier Trias, justificó este domingo los ajustes, aunque abrió la puerta a hacer modificaciones en función de la reacción ciudadana al afirmar que "es probable que se tomen unas decisiones estos días y después se vea que hay pequeñas cosas que se pueden corregir o mejorar".

SEGUNDA HUELGA DE USUARIOS

Mientras, el movimiento 'TMB51' ha convocado para este martes a través de las redes sociales una segunda huelga de usuarios, en recuerdo de la organizado en 1951 en el tranvía, y han animado a la ciudadanía a desplazarse por otras vías para protestar contra las subidas de precio.

El pasado martes se llevó a cabo la primera huelga de usuarios, que no afectó el uso de los principales medios, aunque sí provocó varias incidencias registradas en distintas estaciones y autobuses.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies