¿Es el asteroide Oumuamua una nave extraterrestre? Se va a comprobar

Oumuamua
ESO/M. KORNMESSER
Actualizado 12/12/2017 10:41:53 CET

   MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Breakthrough Listen, el programa astronómico en busca de señales de civilizaciones en el cosmos, va a comprobar que el primer asteroide interestelar, Oumuamua, no es una nave extraterrestre.

   Este misterioso intruso de forma alargada que se mueve rápidamente a través del sistema solar, fue descubierto por el proyecto Pan-STARRS en la Universidad de Hawai en octubre de 2017, pasando la Tierra a aproximadamente 85 veces la distancia a la Luna, a un tiro de piedra, en términos astronómicos.

   Es el primer objeto descubierto en el sistema solar que parece provenir de otro sistema estelar. Su alta velocidad (315.000 kilómetros por hora en su apogeo) sugiere que no está unida gravitacionalmente al Sol, sino que continuará su viaje de vuelta al espacio interestelar. Tiene una estructura muy inusual para un asteroide: una forma alargada de cigarro, de cientos de metros de longitud pero con un ancho y una altura quizás solo una décima parte.

   Según un comunicado de Breakthrough Listen, los investigadores que trabajan en el transporte espacial a larga distancia han sugerido anteriormente que una forma de cigarro o aguja es la arquitectura más probable para una nave espacial interestelar, ya que esto minimizaría la fricción y el daño del gas y polvo interestelar. Si bien es más probable que haya un origen natural, "actualmente no hay consenso sobre cuál podría haber sido ese origen, y Breakthrough Listen está bien posicionado para explorar la posibilidad de que Oumuamua podría ser un artefacto".

   La campaña de observación de Listen comenzará el miércoles, 13 de diciembre usando el Telescopio Green Bank, observando Oumuamua a través de cuatro bandas de radio, de 1 a 12 GHz. Su primera fase de observaciones durará un total de 10 horas, divididas en cuatro "etapas" basadas en el período de rotación del objeto.

   Oumuamua está ahora a unas 2 unidades astronómicas (AU) de distancia, o el doble de la distancia entre la Tierra y el Sol. Esto está más cerca por un factor de 50-70 que el artefacto humano más distante, la nave espacial Voyager I. A esta distancia, el instrumento Green Bank tardaría menos de un minuto en detectar un transmisor omnidireccional con la potencia de un teléfono celular.

   "La presencia de Oumuamua dentro de nuestro sistema solar permite a Breakthrough Listen la oportunidad de alcanzar sensibilidades sin precedentes a posibles transmisores artificiales y demostrar nuestra capacidad para rastrear objetos cercanos que se mueven rápidamente", dijo Andrew Siemion, director del Centro de Investigación SETI de Berkeley. "Ya sea este objeto artificial o natural, es un gran objetivo para Listen".

   Incluso si no se escucha señal u otra evidencia de tecnología extraterrestre, las observaciones auditivas cubrirán partes del espectro de radio en las que el objeto aún no se ha observado y podrían proporcionar información importante sobre la posibilidad de agua / hielo o la química de un coma (envoltura gaseosa), ninguno de los cuales ha sido identificado aún.

   Breakthrough Listen, iniciativa del multimillonario ruso Yuri Milner y avalada por Stephen Hawking, es un programa científico en búsqueda de evidencia de la vida tecnológica en el Universo. Su objetivo es estudiar un millón de estrellas cercanas, todo el plano galáctico y 100 galaxias cercanas en una amplia gama de bandas de radio y óptica.