Descubren un trozo de hielo que orbita alrededor del Sol en la dirección equivocada

 

Descubren un trozo de hielo que orbita alrededor del Sol en la dirección equivocada

Objeto Transneptuniano
NASA
Publicado 18/08/2016 12:58:42CET

   MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

Científicos descubren un trozo de hielo que orbita alrededor del Sol en la dirección equivocada. Forma parte del grupo de objetos transneptunianos (TNO), que son aquellos que están más alejados del Sol que Neptuno y que viajan influenciados por la gravedad de este planeta.

   En los últimos años, se han observado varios TNO nuevos que, según apuntan los expertos, permiten conocer mejor la formación de planetas y, también, la formación del conjunto del Sistema Solar. El más reciente de estos misteriosos objetos se llama 'Niku' --rebelde en chino--, un pequeño trozo de hielo con unas propiedades orbitales "a la altura de su nombre", según han apuntado los autores.

   En el artículo publicado en 'arXiv', el equipo internacional de astrónomos que realizó el descubrimiento explica cómo encontraron el TNO utilizando el Telescopio de Investigación Panorámica y el Sistema de Respuesta Rápida PanSTARRS 1. Según los datos recogidos, el trozo de hielo tiene unos 200 kilómetros de diámetro y su órbita se inclina 110 grados con respecto al plano del sistema solar. Pero lo más peculiar es que gira alrededor del Sol hacia atrás.

   Ordinariamente, cuando se forman sistemas planetarios, las fuerzas provocan que todo gire en la misma dirección. De ahí que, cuando se observa el Sistema Solar, todos los planetas se muestren en órbita alrededor del Sol en el sentido contrario a las agujas del reloj. Cuando los objetos giran en la dirección opuesta, un factor externo debe estar en juego.

   Por ello, el equipo comparó la órbita de 'Niku' con otros de alta inclinación en la zona TNO. Según Matthew J. Holman, el autor principal del trabajo, ha señalado que "la órbita de Niku es inusual, ya que es casi perpendicular al plano del Sistema Solar". "Más que eso, orbita en la dirección opuesta a la mayoría de los cuerpos del Sistema Solar", ha insistido.

   Una posibilidad que el equipo ha considerado para explicar esta situación es que este misterioso patrón orbital podría ser una evidencia de la presencia del recién descubierto Planeta Nueve, el nuevo mundo que podría formar parte del Sistema Solar.

LA PRESENCIA DEL PLANETA NUEVE

   Se trata de un hipotético planeta que se cree que existen en el borde exterior del Sistema Solar --20 veces más lejos del Sol que Neptuno-- y que, se supone, es 10 veces el tamaño de la Tierra.

   "Perece que Planeta Nueve también influye gravitacionalmente en otra población cercana de cuerpos, que también están orbitando casi perpendicular al plano del Sistema Solar, y al que pertenercería 'Niku'. Sin embargo, esos objetos tienen órbitas mucho más grandes que también se acercan al Sol en su máxima aproximación", ha señalado Holman.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies