La Humanidad debe protegerse contra hackers extraterrestres

Observatorio de Arecibo
US NSF
Actualizado 13/02/2018 11:13:16 CET

   MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Un mensaje de una civilización extraterrestre sería el evento más grande en la historia humana, pero un nuevo estudio advierte de que podría representar igualmente un serio riesgo para nosotros.

   Aprovechando las múltiples posibilidades que se han explorado en detalle, la investigación considera cómo la humanidad podría protegerse contra el spam y los virus maliciosos que podría contener un mensaje procedente de las estrellas.

   El estudio, titulado 'Interstellar communication. IX. Message decontamination is impossible', ha sido publicado en arxiv.org. El estudio fue realizado por Michael Hippke, un científico independiente del Observatorio Sonneberg en Alemania; y John G. Learned, profesor del Grupo de Física de Alta Energía de la Universidad de Hawai.

   "No hay ninguna razón convincente para asumir la benevolencia (por ejemplo, que el extraterrestre inteligente es sabio y amable debido a la experiencia de su antigua civilización). Encuentro mucho más convincente la analogía con lo que sabemos de nuestra historia ... ¿Hay alguna sociedad en algún lugar que haya tenido una buena experiencia después de reunirse con un invasor tecnológicamente avanzado? Por supuesto, sería de cualquier manera, pero pienso a menudo en la película Alien... me parece que es una idea creíble", declaró Learned a Universe Today.

   Además, asumir que un mensaje ajeno podría representar una amenaza para la humanidad tiene sentido práctico. Dado el gran tamaño del Universo y las limitaciones impuestas por la Relatividad Especial, siempre sería más barato y más fácil enviar un mensaje malicioso para erradicar una civilización en comparación con una flota de invasión. Como resultado, Hippke y Learned aconsejan que las señales SETI sean examinadas y/o "descontaminadas" de antemano.

   En términos de cómo una señal SETI podría constituir una amenaza, los investigadores describen una serie de posibilidades. Más allá de la probabilidad de que un mensaje pueda transmitir información errónea diseñada para causar un comportamiento autodestructivo o de pánico, también existe la posibilidad de que pueda contener virus u otros problemas técnicos incrustados (es decir, el formato podría causar el bloqueo de nuestras computadoras).

   Tras constatar la dificultad de neutralizar una amenaza informática contenida en un mensaje procedente de una civilización con tecnología superior, estos científicos recomiendan aplicar las reglas de seguridad de sentido común que utilizamos en Internet.

   "Si comenzamos a recibir mensajes, no debemos confiar en aquellos que vienen con archivos adjuntos grandes y enviar los que parecen sospechosos a nuestra carpeta de correo no deseado. O si un remitente promete la cura para todas las enfermedades conocidas, o pretende ser el monarca depuesto de Andrómeda que necesita algo de dinero en efectivo, ¡deberíamos presionar eliminar!", afirman.