Moléculas llegadas en meteoritos, ligadas al origen del ADN

Meteorito
WIKIMEDIA
Actualizado 14/09/2017 17:51:07 CET

   MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la Universidad de York han mostrado que las moléculas traídas a la Tierra en impactos de meteoritos, pudieron convertirse en los bloques de construcción del ADN.

   Encontraron que los compuestos orgánicos llamados amino nitrilos, los precursores moleculares de los aminoácidos, fueron capaces de utilizar las moléculas presentes en el hielo interestelar para activar la formación de la molécula 2-desoxi-D-ribosa, columna vertebral del ADN.

   Se ha asumido desde hace mucho tiempo que los aminoácidos estaban presentes en la Tierra antes del ADN, y que pueden haber sido responsables de la formación de uno de los componentes básicos del ADN, pero esta nueva investigación arroja dudas sobre esta teoría.

   Paul Clarke, del Departamento de Química de la Universidad de York, dijo en un comunicado: "El origen de las moléculas biológicas importantes es una de las preguntas fundamentales fundamentales de la ciencia: las moléculas que forman los bloques de construcción del ADN tienen que venir de algún lugar; presentes en la Tierra cuando se formaron o vinieron desde el espacio, golpeando la Tierra en una lluvia de meteoros.

   "Los científicos ya habían demostrado que había moléculas particulares presentes en el espacio que llegaron a la Tierra en un cometa de hielo, lo que hizo que nuestro equipo en York pensara en investigar si podían utilizarse para hacer uno de los bloques de construcción del ADN. Eso entonces podría significar que un bloque de construcción de ADN estaba presente antes de los aminoácidos. "

   Para que la vida celular surja y luego evolucione sobre la Tierra, los bloques fundamentales de la vida necesitan ser sintetizados a partir de materiales de partida apropiados, un proceso a veces descrito como "evolución química".

   El equipo de investigación demostró que los amino nitrilos podrían haber sido el catalizador para reunir las moléculas interestelares, formaldehído, acetaldehído, glicolaldehído, antes de que comenzara la vida en la Tierra. Combinadas, estas moléculas producen carbohidratos, incluyendo 2-desoxi-D-ribosa, los componentes básicos del ADN.

   El ADN es una de las moléculas más importantes en los sistemas vivos, sin embargo, el origen de la 2-desoxi-D-ribosa, antes de que la vida en la Tierra comenzase, ha permanecido en el misterio.

   Clarke dijo: "Hemos demostrado que los bloques interestelares de bloques de formaldehído, acetaldehído y glicolaldehído se pueden convertir en 'una olla' para los carbohidratos biológicamente relevantes, los ingredientes para la vida.

   "Esta investigación por lo tanto, esboza un mecanismo plausible por el cual las moléculas presentes en el espacio interestelar, traídos a la tierra por impactos de meteoritos, podrían convertirse en 2-desoxi-D-ribosa, una molécula vital para todos los sistemas vivos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies