El telescopio ALMA revela agua rodeando la galaxia Tela de Araña

Galaxia Tela de Araña
NASA/ESA/HST/STSCI/NRAO/ESO
Publicado 01/07/2016 18:40:41CET

   MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Astrónomos han descubierto gotas brillantes de agua condensada en la distante galaxia Tela de Araña, pero no donde esperaban encontrarlas.

   Las detecciones con el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) muestran que el agua se encuentra en la zona exterior de la galaxia y por lo tanto no se puede asociar con las regiones centrales, polvorientas, de formación de estrellas, como se pensaba anteriormente. Los resultados han sido presentados en la reunión de la Royal Astronomical Society por Bitten Gullberg, de la Universidad de Durham.

   "Las observaciones de la luz emitida por el agua y por el polvo a menudo van mano a mano. Por lo general se interpretan como una mirada a las regiones de formación de estrellas, con la iluminación de las estrellas jóvenes que calientan las partículas de polvo y moléculas de agua hasta que empiezan a brillar. Ahora, gracias a la potencia de ALMA, podemos, por primera vez, separar las emisiones del polvo y del agua y localizar exactamente su origen en la galaxia. Los resultados son bastante inesperados y hemos encontrado que el agua está muy lejos de los viveros estelares polvorientas ", explica Gullberg.

   La Galaxia Tela de Araña es una de las galaxias masivas más conocidas. Se encuentra a 10.000 millones de años luz de distancia y se compone de docenas de galaxias de formación estelar en proceso de fusión. Las observaciones de ALMA muestran que la luz del polvo se origina en la misma galaxia.Sin embargo, la luz del agua se concentra en dos áreas muy al este y al oeste del núcleo de la galaxia.

   Gullberg y sus colegas creen que la explicación radica en los chorros potentes de ondas de radio que son expulsados de un agujero negro supermasivo en el centro de la galaxia. Los chorros de radio comprimen nubes de gas a lo largo de su trayectoria y calientan las moléculas de agua contenidas dentro de las nubes hasta que emiten radiación.

   "Nuestros resultados muestran lo importante que es localizar la ubicación exacta y el origen de la luz en las galaxias. También podemos tener nuevas pistas sobre los procesos que desencadenan la formación de estrellas en las nubes interestelares", dijo Gullberg.