Técnicos tachan de "científicamente insostenible" el alejamiento del Prestige

Actualizado 07/03/2005 15:54:21 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un oceanógrafo y un geólogo, participantes en labores científicas oficiales llevadas a cabo tras el accidente del Prestige, tildaron de "grave error" por ser "científicamente insostenible" el alejamiento del buque, al tiempo que alertaron que fue llevado "a la peor zona posible" porque se trata de una zona sísmica y que pudo "provocar un catástrofe mayor".

Así lo aseveraron en su comparecencia en la Comisión del Prestige el oceanógrafo e investigador del CSIC Fiz Fernández Pérez y el catedrático del Área de Estratigrafía del Goeciencias Marinas de la Universidad de Vigo Federico Vilas Martín, quienes defendieron que el petrolero debió meterse en una zona refugio porque el impacto medioambiental provocado por la dispersión del fuel "sería diez veces menor".

Ambos también reconocieron su "gran sorpresa y perplejidad" por la decisión de alejar el petrolero y el "despropósito" que supuso llevarlo a donde se hundió, ya que tal y como ambos advirtieron la condiciones de esta zona era "científicamente conocidas": riesgo geomedioambiental "medio-alto" y corrientes que llevarían el fuel la costa y lo extendería por toda la fachada atlántica.

En concreto, Fiz Fernández, que fue el único participante gallego en las campañas Prestinaut realizadas a bordo del buque Atlante junto con su submarino Nautile, aseguró que el buque "fue a parar a la peor zona posible".

Un argumento que fue avalado por el geólogo Vilas Martín --que es también secretario de la Comisión de Coordinación de Vertidos Marinos-- quien advirtió que eran conocido por la comunidad científica que la zona donde se llevó y se hundió el Prestige posee unas características sísmicas, de 5,5 sobre 9 en la escala Ritcher, al estar en un sistema de fallas "tectónicamente activas".

Por ello, advirtió que estas condiciones de zona de "riesgo geoambiental medio-alto" pudieron provocar una catástrofe "mayor", ya que se pudo producir "una explosión de fuel hacia arriba".

Por ello, Vilas Martín recriminó que se tomaran estas decisiones teniendo en cuenta que toda esta información se conocía con anterioridad al accidente, una hecho que el oceanógrafo Fiz Fernández atribuyó al hecho de que "prevaleció el enfoque tecnócrata sobre el saber científico".

"En los primeros días del accidente la cultura científica gallega naufragó con el Prestige", resumió Fiz en referencia a las declaraciones realizadas por las autoridades políticas sobre la solidificación del fuel o la corrosión del pecio las que acusó de "fallos y lagunas" científicas por información "falsa y poco rigurosa".

Así, reconoció que, aunque el accidente ocurrió por el "mal estado" de un buque, la gestión del accidente "magnificó los daños en el tiempo y en el espacio por una información defectuosa".

LUGAR REFUGIADO

Ambos técnicos defendieron que se debió meter el petrolero en un lugar de refugio. Así, Fiz Fernández aseguró que los efectos medioambientales provocados por la dispersión del fuel serían "diez veces menor".

Un criterio que también avaló Vilas Martín , quien destacó que el tránsito del buque, y consecuentemente del fuel que vertía, sería "menor" e "incluso podría no haberse roto".

Además, justificó llevarlo a una "bahía de refugio" ya que aunque la zona elegida sufriría las consecuencias "después la sufrieron cuatro comunidades y dos países". De igual forma, apuntó que se podría haber "controlado" mejor la dispersión del fuel al igual que su sedimentación en arenales y playas de gravas y cantas.

FUEL OCULTO EN LOS ARENALES

En este sentido, advirtió que, en la actualidad hay fuel enterrado en los arenales y alertó de este hecho, ya que supone una degradación biológica-química mecánica que provoca la ascensión hacia arriba de las partículas de fuel, "con la degradación medioambiental que conlleva".

Además, alertó y consideró todavía "más grave" el hecho de que se llegue a desenterrar el fuel oculto en los arenales de la plataforma continental ya que su presencia entre aguas supondría la "dispersión de los contaminantes a lo largo de muchos kilómetros, lo que es muy difícil de resolver todavía".

OCULTACION DE INFORMES

Ambos científicos reconocieron censura en los trabajos en los que participaron en los primeros días de la catástrofe. Así, Fiz Fernández apuntó a "tensiones" en el grupo de trabajo en el que participaba a bordo del Atlante y aseguró que la misión fue "diseñada" con un interés "más político que técnico".

Vilas Martín acusó al Ministerio de Ciencia y Tecnología de impedirles dar a conocer a la opinión pública los resultados de sus trabajos y, por lo tanto, que éstos no llegaran "a ver la luz". "Esto es muy duro para un científico", apostilló.

Al respecto, precisó que se les dieron órdenes de entregar los resultados de sus estudios a Repsol, encargada de la marquesina con la que se cubrirá el pecio, con el objeto de que se los trasladasen a una empresa de Escocia, ya que se les indicó que haría un estudio geotécnico "con mayor rapidez".

MARQUESINA DE REPSOL

No obstante, "y a pesar del tiempo transcurrido", Vilas Martín lamentó que han tenido acceso a este informe hace "tan sólo 20 días" y alertó de que los resultados de este estudio son "claramente insuficientes" para llevar a cabo la instalación de la marquesina.

Así, advirtió que no ofrecen un conocimiento "realista" de los fondos de la zona en la que está el pecio del Prestige para proceder a las labores de instalación de la marquesina que pretende Repsol.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies