Las renovables marcan un récord en 2016 en capacidad de energía añadida a todo el mundo a menor costo

 

Las renovables marcan un récord en 2016 en capacidad de energía añadida a todo el mundo a menor costo

Publicado 06/04/2017 15:02:56CET

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

A medida que el costo de la tecnología limpia continúa disminuyendo, el mundo agregó niveles sin precedentes de capacidad de energía renovable en 2016, con un nivel de inversión un 23 por ciento menor que el año anterior, según una nueva investigación publicada este jueves por 'UN Environment', la Escuela de Frankfurt, PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente) y la organización investigadora 'Bloomberg New Energy Finance' (BNEF).

'Tendencias Globales en la Inversión en Energía Renovable 2017' revela que la energía eólica, solar, de biomasa y de residuos, geotérmica, hidroeléctrica y marina aportaron 138,5 gigavatios a la capacidad de energía global en 2016, casi un 9 por ciento más de los 127,5 gigavatios añadidos el año anterior. La capacidad de generación agregada es aproximadamente igual a la de las 16 mayores instalaciones productoras de energía existentes del mundo combinadas.

La inversión en capacidad de engerías renovables fue aproximadamente el doble que en la generación de combustibles fósiles; la nueva capacidad correspondiente de energías renovables era equivalente al 55 por ciento de toda la nueva potencia, la más alta hasta la fecha. La proporción de electricidad procedente de fuentes renovables, excluidas las grandes hidroeléctricas, aumentó del 10,3 al 11,3 por ciento, lo que evitó la emisión de un estimado de 1,7 gigatoneladas de dióxido de carbono.

La inversión total fue de 241,6 mil millones de dólares (excluyendo la hidroeléctrica grande), la más baja desde 2013. Esto fue en gran parte resultado de la caída de los costos: el gasto de capital promedio en dólares por megavatio para la energía solar fotovoltaica y el viento cayó más de un 10 por ciento.

"La tecnología limpia siempre más barata ofrece una oportunidad real para que los inversores obtengan más por menos --destaca Erik Solheim, director ejecutivo de UN Environment--. Éste es exactamente el tipo de situación, donde se encuentran las necesidades de beneficio y las personas, que impulsará el cambio a un mundo mejor para todos".

Las nuevas inversiones en energía solar fueron un total de 113.700 millones de dólares, un 34 por ciento menos que el récord alcanzado en 2015. Sin embargo, la capacidad añadida de la energía solar aumentó hasta alcanzar un máximo histórico de 75 gigavatios. El viento supuso 112.500 millones de la inversión global, un 9 por ciento menos; con una caída a 54 gigavatios en la capacidad de energía añadida por parte del viento en comparación con los 63 gigavatios del año anterior.

EL MUNDO SE MUEVE HACIA LAS ENERGÍAS RENOVABLES

"El hambre de los inversores por los parques eólicas y solares existentes es una señal fuerte para que el mundo se mueva hacia las energías renovables", apunta el profesor Udo Steffens, presidente de la Escuela de Finanzas y Gestión de Frankfurt, en relación a la adquisición récord en el sector de energía limpia, que aumentó un 17 por ciento hasta los 110.300 millones de dólares.

Mientras que gran parte de la caída en la financiación se debió a la reducción de los costos de la tecnología, el informe documenta una desaceleración en China, Japón y algunos mercados emergentes, por una variedad de razones.

Las inversiones en energía renovable en los países en desarrollo cayeron un 30 por ciento a 117.000 millones de dólares, mientras que en las economías desarrolladas cayeron un 14 por ciento a 125.000 millones de dólares. China vio la inversión caer un 32 por ciento hasta 78.300 millones de dólares, rompiendo una tendencia de 11 años de aumento.

México, Chile, Uruguay, Sudáfrica y Marruecos registraron caídas del 60 por ciento o más, debido al crecimiento más lento de lo esperado en la demanda de electricidad y los retrasos en las subastas y financiaciones. Jordania fue uno de los pocos nuevos mercados que hizo frente a la tendencia, con un aumento de la inversión de un 148 por ciento a 1.200 millones.

Estados Unidos vio que los compromisos descendían un 10 por ciento hasta 46.400 millones de dólares, ya que los desarrolladores necesitaron su tiempo para construir proyectos para beneficiarse de la extensión de cinco años del sistema de crédito tributario. Japón cayó un 56 por ciento hasta 14.400 millones de dólares.

El presidente del Consejo Asesor de BNEF, Michael Liebreich, subraya: "Después de las drásticas reducciones de costos de los últimos años, la energía eólica y solar no subsidiada puede proporcionar energía eléctrica de bajo costo en un número creciente de países, incluso en el mundo en desarrollo, a veces hasta por un factor de dos".

"Es un mundo totalmente nuevo: a pesar de que la inversión ha disminuido, las instalaciones anuales siguen en aumento. En lugar de tener que subvencionar las energías renovables, ahora las autoridades pueden tener que subvencionar las plantas de gas natural para ayudarles a proporcionar fiabilidad de red", dice Liebreich.

Las cifras recientes de la Agencia Internacional de la Energía apuntan al cambio a las energías renovables como una de las principales razones por las que las emisiones de gases de efecto invernadero permanecen estables en 2016 por tercer año consecutivo, a pesar de que la producción en la economía global aumentó un 3,1 por ciento.

La inversión en energías renovables no disminuyó en general. Europa registró un aumento del 3 por ciento a 59.800 millones de dólares, liderado por Reino Unido (24.000 millones de dólares) y Alemania (13.200 millones de dólares). El viento de la costa (25.900 millones de dólares) dominó la inversión europea, un 53 por ciento más, gracias a los mega-arreglos, como el proyecto Hornsea de 1,2 gigavatios en el Mar del Norte, que costará unos 5.700 millones de dólares. China también invirtió 4.100 millones de dólares en energía eólica marina, su cifra más alta hasta la fecha.

Otra señal positiva vino en las ofertas ganadoras para la energía solar y eólica en subastas en todo el mundo, a tarifas que habrían parecido inconcebiblemente bajas hace unos años. Los registros establecidos el año pasado fueron 29.10 dólares por megavatio/hora para la energía solar en Chile y 30 dólares por megavatio/hora para la energía eólica en Marruecos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies