La genómica rastrea migraciones de imperios perdidos a ciudades modernas

Enterramiento de la cultura de tumbas yamna
XVODOLAZX
Actualizado 30/05/2017 13:48:28 CET

   MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

   Los antepasados de los centroeuropeos estaban siempre en movimiento y mezclándose con otras poblaciones, mientras en Oriente Próximo las poblaciones hace 5.000 años eran más sedentarias.

   Es la conclusión de una investigación con nuevas herramientas genómicas de los antiguos movimientos migratorios, un asunto que estaba basado hasta ahora en el lugar de enterramiento de las personas objeto de estudio. "Esto no tenía en cuenta las migraciones que ahora sabemos tuvieron lugar hace miles de años", comenta Eran Elhaik, de la Universidad de Sheffield.

   Utilizando una tecnología recientemente desarrollada, la Estructura Geográfica de Población antigua (aGPS), los investigadores pudieron encontrar los orígenes geográficos del ADN antiguo, con la única limitación de la disponibilidad de datos de ADN. Esto a su vez les permitió combinar cientos de instantáneas del pasado en una reconstrucción de la historia moderna desde el 12000 aC a la era moderna. "Esta es, con mucho, la reconstrucción más completa de nuestra historia genética, nuestro trabajo revela paso a paso la colonización de Europa y responde a muchas preguntas sobre los orígenes y las migraciones de los europeos", dice el Dr. Elhaik.

   Aplicado a un conjunto de datos de más de 300 antiguos eurasiáticos y países del Cercano Oriente durante el período de la Edad de Hielo a la Edad del Hierro, el aGPS localizó alrededor del 50% de las muestras hasta 200 km. desde su lugar de enterramiento, alrededor del 32% entre 200 y 1.000 km. El resto estuvo entre 1.000 y 3.175 km. "Los patrones migratorios revelados por nuestro trabajo fueron notablemente complejos y dinámicos, y las dificultades para interpretarlos correctamente son significativas.

   "El desafío para nosotros ahora es entender por qué estas migraciones tuvieron lugar ¿Qué causó que un grupo particular de personas hiciera un viaje de más de 3.000 kilómetros en un momento en que el viaje era complicado y peligroso?. Cuando combinamos nuestros resultados con datos arqueológicos y climáticos, podemos empezar a ver por qué", dice Elhaik. "Por ejemplo, podemos identificar áreas donde la tierra se agotó por la sobre-agricultura, y por lo tanto causó el movimiento de las poblaciones. Podemos también señalar la formación de ciudades estado y "centros de biodiversidad ", correspondientes a los imperios antiguos que atrajeron a los inmigrantes de otros países."

   Los resultados permiten a los investigadores confirmar la teoría de la migración masiva de poblaciones de las estepas del Cáucaso (Yamnaya) a Europa central durante el período Neolítico Tardío (3.500 a 2.300 aC). "Descubrimos que los europeos centrales estaban siempre en movimiento, mezclándose continuamente con otras poblaciones y formando ciudades antiguas en Alemania, Dinamarca y Hungría, por ejemplo cerca de los modernos Hamburgo y Berlín y Budapest. En contraste, las personas residentes en Oriente Próximo permanecían cerca de casa", dice Elhaik.

   "Los datos genéticos pueden responder a muchas preguntas que la arqueología por sí sola no puede, por ejemplo, es una decoración específica indicativa de una cultura extraña, o simplemente una importación. Estas nuevas ideas son fascinantes, no sólo en un contexto histórico, sino porque proporcionan pruebas adicionales de la improbabilidad de un "día cero" de homogeneidad étnica, excepto quizás en muy pocos lugares aislados, y aunque hubiera existido, prácticamente no habría nadie vivo en la tierra que pudiera rastrear a todos sus antepasados en una población homogénea étnicamente ".

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies