Una sociedad humana compleja floreció en Perú hace 15.000 años

James M. Adovasio
FLORIDA ATLANTIC UNIVERSITY
Actualizado 25/05/2017 10:41:37 CET

   MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

   Una civilización que floreció en Perú hace 15.000 años era mucho más avanzada de lo que se pensaba originalmente y tenía redes sociales muy complejas, con burocracia y religión.

   Así lo revela el estudio detallado de cientos de miles de artefactos, entre ellos intrincados y elaborados cestos tejidos a mano excavados entre 2007 y 2013 de las ruinas de Huaca Prieta.

   El arqueólogo James M. Adovasio, del 'Florida Atlantic University's Harbor Branch Oceanographic Institute' (Estados Unidos) forma parte del equipo de científicos que realizó este descubrimiento revolucionario en Huaca Prieta, en la costa de Perú, donde se encuentra una de las pirámides más tempranas y más grandes de América del Sur.

   Durante décadas, los arqueólogos que exploran Perú han discutido sobre los orígenes y el surgimiento de una sociedad compleja en Perú. ¿Acaso ocurrió primero en las tierras altas con grupos que dependían de la agricultura o sucedió a lo largo de la costa con grupos que dependían de la pesca? La evidencia del sitio indica un desarrollo más rápido de la complejidad cultural a lo largo de la costa del Pacífico del que previamente se pensó, como se revela en un artículo publicado en 'Science Advances'.

   "Los montones de artefactos recuperados de Huaca Prieta incluyen restos de alimentos, herramientas de piedra y otras características culturales como cestas ornamentales y textiles, lo que realmente plantea preguntas sobre el ritmo de desarrollo de los primeros seres humanos en esa región y su nivel de conocimiento y la tecnología que emplearon para explotar los recursos de la tierra y el mar", explica en un comunicado el coautor del estudio James M. Adovasio, aclamado arqueólogo en FAU Harbor Branch, una autoridad sobre textiles antiguos y materiales, como los utilizados en la cestería.

   Entre los artefactos excavados se encuentran las herramientas utilizadas para capturar arenques de aguas profundas. La variedad de anzuelos que utilizaron indican la diversidad de pesca que tuvo lugar en ese momento y casi con toda seguridad el uso de embarcaciones que pudieran resistir aguas irregulares. Estos pueblos antiguos lograron desarrollar un medio muy eficiente de extraer recursos costeros e idearon técnicas complejas para recolectar esos recursos.

SE ABRIÓ EL CAMINO A LA BUROCRACIA Y LA RELIGIÓN

   También combinaron su explotación de la economía marítima con cultivos como el chile, la calabaza, el aguacate y alguna forma de planta medicinal en la tierra de una manera que produjo un gran excedente económico. "Estas series de eventos que hemos descubierto demuestran que estas personas tenían una notable capacidad de utilizar diferentes tipos de recursos alimentarios, lo que llevó a un tamaño de la sociedad más grande y todo lo que va junto con ella, como la aparición de la burocracia y la religión altamente organizada", describe Adovasio.

   El foco de Advosasio de la excavación estaba en la extensa colección de los restos de la cesta recuperados del sitio, que fueron hechos de diversos materiales incluyendo un junco local que se utiliza todavía hoy por los fabricantes modernos de cestas. Las cestas más elaboradas incluían segmentos hechos de algodón domesticado y se coloreaban usando algunos de los tintes más antiguos conocidos en el Nuevo Mundo.

   "Para hacer estos complicados textiles y cestas indica que tenían un proceso de fabricación estandarizado u organizado en el lugar y que todos estos artefactos eran mucho más lujosos de lo que necesitaban para ese periodo de tiempo --explica Adovasio--. Al igual que muchos de los materiales que fueron excavados, incluso las cestas reflejan un nivel de complejidad que señala una sociedad más sofisticada, así como el deseo y un medio para mostrar la estatura social. Todas estas cosas juntas nos dicen que estos primeros seres humanos estaban comprometidos en relaciones sociales muy complicadas entre sí y que estos objetos de fantasía revelan ese tipo de mensajería social".

   El último arqueólogo Junius B. Bird fue el primero en excavar Huaca Prieta a finales de 1940 después de la Segunda Guerra Mundial y su colección original se encuentra en el Museo Americano de Historia Natural en Nueva York. Esta última excavación es sólo la segunda que se llevará a cabo en este sitio, pero esta vez con la tecnología arqueológica de vanguardia.

   Esta excavación reciente tardó aproximadamente seis años en completarse e incluyó un total de 32 unidades de excavación y zanjas, 32 hoyos de prueba y 80 núcleos geológicos que fueron colocados sobre y alrededor de las colinas de Huaca Prieta y Paredones, así como otros sitios. Estos artefactos están ahora ubicados en un museo en Lima, Perú.

   Liderando el equipo de científicos está Tom D. Dillehay, investigador principal y antropólogo de la Universidad de Vanderbilt. El informe final de esta excavación lo publicará en un libro University of Texas Press este verano. Adovasio y Dillehay planean regresar a Perú dentro de un año para examinar más a fondo algunos de los especímenes de cestas aún no estudiados, especialmente los más antiguos, que están entre los más antiguos del Nuevo Mundo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies