Vecinos disfrazados de turistas y una "meada colectiva" protestan por la "turistificación" del centro de València

Vecinas disfrazadas de turistas durante la manifestación
EUROPA PRESS
Actualizado 01/07/2017 9:42:57 CET

VALÈNCIA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de un centenar de personas han recorrido este viernes las calles de los barrios del Carmen, Velluters y Mercat de València disfrazadas de turistas en una manifestación satírica para protestar contra la "turistificación" del centro histórico, pegando carteles, subastando pisos y edificios emblemáticos, así como con "meadas colectivas" por los callejones.

La protesta, organizada por la red Entrebarris y asociaciones de vecinos, ha partido de la plaza de la Botxa de València, donde han criticado al Gobierno local por la promoción de "unas políticas urbanas al servicio de la industria del turismo".

La "oleada de turistas" ha recorrido las calles más emblemáticas del barrio disfrazados con el atuendo típico de un turista: sandalias, calcetines, bermudas, gorras y sombreros, gafas de solo, camisetas playeras y maquillaje, simbolizando el color bronceado rojizo que algunos turistas obtienen tras largas horas bajo el sol.

Bajo pitidos y lemas como: 'En esta falla haremos un Airbnb' o 'Queremos sangría', han procedido a pegar carteles frente a hoteles y edificios patrimoniales que se han vendido para crear hoteles como ha sido el caso en la calle d'Eixarchis, donde han colocado un cartel con el emblema: 'Próxima degradación: Hotel' y 'Barrio en peligro de extinción'.

A partir de estas proclamas, el portavoz de la red, Lluís Calvo, ha incidido en la problemática a la que se enfrentan muchos vecinos de Ciutat Vella por el acceso a la las viviendas por subidas del precio en los contratos "totalmente desmesuradas", que van del 50 al 60 por ciento, respecto al precio que tenían.

También ha advertido de la no renovación de contratos como uno de los motivos de la "turistificación" y sobre otros casos "más graves" de "abandonos forzosos con el contrato en vigor".

SUBASTA IRÓNICA DE UN APARTAMENTO TURÍSTICO

Como colofón, los participantes de la protesta han realizado una subasta de inmuebles en la plaza del Tossal, donde se ha podido ver un piso con el cartel: "Apartamentos turísticos. Holiday apartments" y una venta de un conocido edificio patrimonial de la ciudad que han "vendido" por 20 dólares.

Otra de las acciones simbólicas por el "incipiente proceso de turistificación que está viviendo la ciudad", ha sido una "meada colectiva" por una de las calles, a modo de gesto de reivindicación del "derecho a la ciudad de los vecinos", así como a la higiene y al descanso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies