El 'día de la marmota' para los fans de U2: Otra odisea en la venta de entradas para su segundo concierto en Madrid

The Edge and Bono of U2 perform Joshua Tree live on stage at Twickenham Stadium,
PA WIRE/PA IMAGES / CORDON PRESS / DAVID JENSEN
Actualizado 02/02/2018 11:26:28 CET

MADRID, 2 Feb. (EDIZIONES - David Gallardo) -

RELACIONADO - Ticketmaster: "Es enfermizo pensar que damos entradas a la reventa"

RELACIONADO - Frustración y enfado en la venta de entradas para U2 en Madrid

RELACIONADO - Doctor Music asegura que no ha "visto nada anormal"

El pasado viernes 26 de enero se ponían en venta general a las 10:00 horas las entradas para el concierto de U2 el próximo 20 de septiembre en el WiZink Center de Madrid. Pero a las 10:04 la promotora anunciaba que ya estaban agotadas y que habría un segundo recital el día 21 de septiembre en el mismo lugar.

¿Se agotaron en cuatro minutos? No, pues en realidad habían volado durante un par de días de preventas para el club de socios -de pago- de U2.com. Ahí fue donde las entradas se evaporaron para el resto. Supuestamente hay cupos para que también algunas lleguen a la venta general, pero no parece que eso ocurriera la primera vez.

Al mismo tiempo que los fans adquieren sus tickets en las preventas -también hubo otra para compradores del último disco del grupo-, la reventa empezaba a aflorar en las páginas de siempre, tales como 'viagogo.es', 'tengoentradas.com' o 'stubhub.es'. Así que, en definitiva, muy muy muy pocas llegaron a la venta general del día 26.

SEGUNDO ROUND

Pues bien, esta dinámica se ha venido repitiendo durante esta semana, pues aunque las entradas para la segunda fecha de U2 en Madrid se hayan puesto a la venta general este viernes a las 10:00, en realidad ya muchas han encontrado dueño durante los dos días previos de preventa. Y por eso este viernes es un auténtico Día de la Marmota, que casualmente se conmemora hoy.

De nuevo, al mismo tiempo, la reventa para esta segunda fecha exhibía sus cartas impunemente en los días previos a este viernes. Así las cosas, las entradas de reventa para el concierto del 21 de septiembre se pueden adquirir desde hace un par de días por un precio superior a 200 euros y que en algunos casos alcanza los 500 euros. ¿Las venden los fans? ¿Los revendedores se han aprendido la película y se han convertido en fans? Convengamos que para dedicarse a la reventa especulativa profesionalmente hay que ser más avispado que el resto.

Fuentes de Live Nation -promotora del recital junto a Doctor Music- han explicado a Europa Press que este viernes no se han puesto a la venta el cien por cien de las entradas, alrededor de 16.000. Aunque no han podido precisar el porcentaje que ha salido a la venta general, apostillan que se trata de una información que maneja el propio artista.

Por su parte, fuentes de Ticketmaster han indicado también a Europa Press que el número de entradas destinadas a la preventa --que en este caso arrancó este martes 30-- o a la venta oficial de este viernes depende de la demanda del concierto, del artista del que se trate y del aforo del recinto.

En cualquier caso, la empresa de venta de tickets ha aprovechado para reiterar que no trasladan nunca entradas a ninguna otra plataforma de reventa en el mercado secundario. Sin embargo, los usuarios no lo ven nada claro, más que nada porque Ticketmaster, que forma parte del grupo Live Nation -al que también pertenece U2-, es dueña a su vez del sitio de reventa Seatwave. Un conglomerado cuanto menos curioso.

DEMANDA ALTÍSIMA

El vicepresidente ejecutivo de Ticketmaster a nivel mundial y responsable de su división musical, David Marcus, ha explicado a Europa Press que ellos tienen "la tecnología para vender tickets muy rápido", pero hay ocasiones en los que una demanda altísima, como en el caso que nos ocupa, engulle todas las entradas en un abrir y cerrar de ojos.

"U2 no han tocado en Madrid en 13 años. ¿Cuánta gente va a estar intentando comprar a la misma hora? Todos los fans de U2 en el centro de España van a intentar comprar, y no desde la posición privilegiada de un miembro del club de fans. Y lo van a intentar exactamente al mismo tiempo", ha planteado Marcus a Europa Press

En esta línea, el ejecutivo de Ticketmaster ha añadido: "Los fan piensan 'oh Dios mío, entradas agotadas en un minuto, eso es imposible, Ticketmaster debe estar poniendo esas entradas en páginas de reventa'. Pero no es así, es enfermizo pensar que desviamos entradas para la reventa. Aunque comprendo que se piense eso de alguna manera", reflexiona, al tiempo que señala que no ve problema en que su empresa sea también dueña de Seatwave.

"Estamos en un momento determinado en el que el mercado secundario cumple su función para algunos consumidores. Según evolucionen el mercado del ticketing, las expectativas de los fans y de los artistas, esto cambiará. Los fans dicen que algo turbio está pasando y lo entiendo", concede sobre la percepción que algunos tienen de Ticketmaster, empresa que aparte de ser dueña de Seatwave, pertenece al grupo Live Nation, gran promotora de conciertos como precisamente U2.

A su juicio, esta situación se debe a que cuando los revendedores ofrecen entradas antes de que se pongan a la venta oficialmente en realidad están "haciendo una apuesta" que funcionaría más o menos así, según relata: "Ok, dame 500 dólares por esos tickets. No los tengo ahora pero estoy bastante seguro de que puedo conseguirlos por 350. Si no te importa pagarme 500, los puedes tener".

"Los consumidores no entienden eso y su reacción es que Ticketmaster, el promotor o incluso el artista están desviando las entradas. Pero eso no es así, es alguien que está especulando. Es un mundo confuso y emocional y lleva a pensar a la gente que está ocurriendo lo peor", remacha.

ENFADO EN LAS REDES SOCIALES

En una ya lamentable tradición, las redes sociales sirven de canal para el desahogo de todos esos fans que pretendían comprar una entrada y, por contra, se han encontrado con un sonoro portazo en todos los morros. No es la primera vez, claro, pues como decimos ya ocurrió hace tan solo una semana. Y antes, decenas de veces con Bruno Mars, Metallica, Ed Sheeran y casi cualquier gran artista interanacional que nos venga a la cabeza.

Las soluciones podrían ser diversas. Que si entradas nominativas, que si pedir el DNI o la tarjeta de crédito al antrar al recinto... Todas ellas ideas, algunas ya probadas -como con U2 en Barcelona el pasado verano o la inminente gira española de Metallica-, que desde luego evitan el despiporre de la reventa.

Aunque en este caso, huelga recalcarlo, el motivo más claro de que las entradas apenas lleguen a la venta general es el interés de los fans que las adquieren en preventa pagando para ello 50 dólares en U2.com (a pesar de pasar por caja, algunos ni las logran, por cierto). Mundo confuso, situación convulsa.

Aquí van algunas de las reacciones de los fans de U2 en las redes sociales que bien sirven para pulsar el ambiente y hacerse una idea del percal. Porque comprar una entrada para un gran concierto se está convirtiendo, si acaso no lo es ya, en toda una odisea que quita las ganas a buena parte del público. Pero ojo, porque este viernes algunos sí que han conseguido su objetivo, algo que indica que en esta ocasión algunas entradas han llegado a la venta general. Clickando AQUÍ vais a la búsqueda "U2 Madrid" en Twitter, una lectura interesante.