Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 15/07/2010
Baloncesto

Javi Salgado se despide "con la cabeza bien alta, pero con pena" de Bilbao Basket tras nueve temporadas

El club ha decidido retirar la camiseta con el número 14, que colgará desde la próxima temporada en el nuevo pabellón de Miribilla

   BILBAO, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El base bilbaíno Javi Salgado ha dicho este jueves adiós a nueve temporadas defendiendo los colores del Bizkaia Bilbao Basket, después de que ambas partes acordaran rescindir el contrato que les unía, y ha asegurado que se va "con la cabeza bien alta", aunque "con pena".

   Salgado se ha despedido en La Casilla, la que ha sido su casa durante casi una década, flanqueado por el presidente del Bizkaia Bilbao Basket, Xabier Jon Davalillo, y por el presidente de honor del club, Jon Arrinda.

   "Sabía que esto podía pasar, pero sinceramente no creía que fuera a ser este verano. Creo que aún podía ser útil, como lo he sido siempre, para este equipo", ha afirmado Salgado en las primeras palabras que dirigió ante los numerosos medios de comunicación que asistieron a su despedida.

   Tras "meditarlo y valorarlo detenidamente", el base ha considerado que su marcha "es la mejor opción" tanto para él como para el club". "Partir en ese tercer puesto de base, jugando sólo una competición, y ante la posibilidad de disfrutar de minutos en otro equipo, se ha ido confeccionando en mi cabeza la idea de mi salida", ha explicado.

   "Entiendo, aunque no comparto --matizó--, que el entrenador quiera buscar otro perfil de jugador diferente al mío", ha aseverado Salgado, que "en cierto modo" ve "lógico" que Fotis Katsikaris quiera "hacer un equipo a su medida" para la próxima temporada.

   El de Santutxu ha querido dejar claro que durante estos nueve años lo ha "dado todo por este equipo", consiguiendo "grandes cosas: dos ascensos, jugar 'play-off', la Copa del Rey y dos semifinales de Eurocup". "Y, sobre todo, que para mí es lo más importante, el respeto de mis compañeros, el cariño de mi afición, y poder jugar en el equipo de mi ciudad en ACB y ayudar a construir un proyecto sólido de baloncesto de Bilbao", ha añadido.

   Por todo ello, Salgado ha asegurado que se va "con la cabeza bien alta". "Siempre he sido honesto con mi trabajo y he dado todo lo que tenía". Aunque, también "con pena, por no haber hecho realidad otros muchos sueños", como ganar un título ACB, jugar en Miribilla, o poder despedirse como le hubiera gustado.

   No cree que sus problemas físicos durante la temporada hayan influido en su salida porque "a pesar de estar bastante jodido", pensó que "no era el momento para parar y dejar al equipo colgado en un momento complicado, estando en puestos de descenso y jugando en Europa". "Fui importante en esos ocho últimos partidos, en los que conseguimos casi meternos en 'play-off'", ha recordado.

SIN RENCOR.

   Pese a todo, el jugador ha asegurado que no se va "con ningún rencor, ni hacia el club ni hacia el entrenador". "No es bueno irse con malos rollos. Cuando venga vendré a defender los colores de mi equipo, independientemente de que Fotis haya decidido no contar conmigo. No pretendo ni venganza ni demostrar nada a nadie", ha apostillado.

   Salgado ha preferido recordar los buenos momentos que ha vivido en Bilbao Basket y el "mejor", sin duda, "fue el partido de León" cuando consiguieron el ascenso" a la ACB, "un logro" que fue posible "en apenas tres años". "Ese día para mí fue maravilloso y fantástico", ha asegurado.

   En el capítulo de agradecimientos, el jugador tuvo palabras para los medios de comunicación, por su "paciencia de los últimos días"; para los aficionados, por su cariño; para su familia y amigos, "que siempre están ahí en lo bueno y en lo malo" y, en especial, para el técnico Txus Vidorreta. "No sólo por lo que hizo conmigo como entrenador, sino también por su apoyo en estos malos momentos que he pasado", ha subrayado.

UN NUEVO RETO EN EL GBC.

   Ahora comienza para Salgado "un nuevo reto" en "un proyecto ilusionante", como es el Lagun Aro GBC, donde tendrá "la oportunidad de disfrutar de minutos en la cancha y sobre todo de ser feliz jugando, que es a lo que todo jugador aspira", ha afirmado.

   El bilbaíno no siente "vértigo" ante esta nueva etapa, recordando que "con 19 años" ya tuvo que salir de Bilbao. Y aunque tendrá que adaptarse ha destacado que ir a un club "honesto y trabajador", con un entrenador como Pablo Laso, que "a priori muestra que le gustas y que quiere contar contigo" y que le ha ofrecido "dos años de contrato", ha decantado la balanza de Salgado, que cumplirá 30 años el próximo mes de agosto.

   La marcha de Salgado, unida a la de Txus Vidorreta, deja a Bilbao Basket sin sus dos señas de identidad y rompe de algún modo la conexión existente con la afición, aunque el base ha considerado "si el equipo empieza bien la temporada que viene y las cosas funcionan, seguro que la ilusión empezará a generarse".

   En este sentido, ha augurado "un gran futuro" al club "porque ha demostrado que es un proyecto en alza". "No jugar en Europa va a permitir que el equipo esté mucho más centrado en la Liga, y estoy convencido de que va a estar en zona de 'play-off' gran parte de la Liga. Hoy en día Bilbao Basket es un proyecto muy ilusionante en ACB y en Europa, y muy atractivo para cualquier jugador", ha afirmado.

SE RETIRARÁ SU CAMISETA Y SE COLGARÁ EN MIRIBILLA.

   Por su parte, el presidente Xabier Jon Davalillo, ha señalado que la marcha de Javi Salgado supone "no un adiós, sino un hasta siempre", y ha agradecido al capitán que haya "hecho crecer" al club durante estos nueve años de "entrega, esfuerzo y complicidad".

   Mientras, el presidente de honor, Jon Arrinda, ha señalado que Javi Salgado "ha dedicado a este proyecto el corazón y el alma, mucho más que la cabeza", y ha reconocido que "va a ser imposible que un hombre como él venga". "Es muy difícil completar un rol como el que tenía Javi", ha apostillado.

   Arrinda ha anunciado que el club ha decidido retirar la camiseta del capitán, con el número 14, que a partir de la próxima temporada colgará del nuevo Pabellón de los Deportes de Miribilla, "como ejemplo de entrega y amor a los colores", un gesto que Salgado ha acogido con "muchísima ilusión porque reconoce de alguna manera estos nueve años de trabajo para el equipo".

   Además, el presidente de honor ha revelado que el club va a impulsar "un homenaje de toda la afición" en la primera visita que Salgado realice a Bilbao con el GBC, "para que tenga el recibimiento que se merece", ha concluido.

Cargando el vídeo....
 
 

© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.