Los jugadores rechazan la última propuesta y demandarán a la NBA

Derek Fisher Con El Sindicato De Jugadores De La NBA
REUTERS
Actualizado 14/11/2011 22:32:20 CET

Disuelven el sindicato tras rechazar una propuesta "extremadamente injusta"

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El largo pulso que mantiene los jugadores de la NBA y los propietarios de los equipos ha entrado en una nueva fase después de la decisión tomada por los primeros, que han rechazado la última propuesta de convenio colectivo y han disuelto el sindicato, lo que aumenta aún más la incertidumbre de esta temporada.

En la reunión de este martes del sindicato National Basketball Player's Association (NBPA), los jugadores debían decidir si aceptaban el "ultimátum" del Comisionado de la NBA, que pasaba por una división a partes iguales de los ingresos entre propietarios y jugadores, con una competición de 72 jugadores que empezaría el 15 de diciembre. Finalmente, han optado por rechazar la propuesta.

"Hemos negociado durante dos años con la mejor fe, haciendo un esfuerzo genuino para alcanzar un acuerdo, y hemos llegado a la conclusión de que este proceso no ha funcionado, de que no ha servido para lograr un acuerdo justo. Hemos acordado unánimemente que rechazar este acuerdo extremadamente injusto es la mejor decisión", anunció en rueda de prensa el líder del sindicato, Derek Fisher, en su comparecencia, rodeado de decenas de jugadores, con 'pesos pesados' como Kobe Bryant o Carmelo Anthony.

El directo ejecutivo de la NBA, Billy Hunter, detalló las siguientes acciones de los jugadores, que pasan por llevar el conflicto a los tribunales. "Estamos preparados para interponer una demanda antimonopolio contra la NBA. Es la mejor opción para que los jugadores puedan conseguir su debido proceso", avanzó.

Hunter explicó que la NBPA se transformará en una asociación comercial para formular la demanda en la que los jugadores estarán representados por los Jeffrey Kessler y David Boies, que ya fueron protagonistas en el 'lockout' de la NFL de fútbol americano, curiosamente cada uno en distinto bando. "Creemos que tenemos un equipo estelar", dijo Hunter, que agregó que es posible Kessler y Boies presenten su demanda "en algún momento dentro de los próximos dos días".

De esta forma, se mantiene el profundo desencuentro entre ambas partes dentro de un conflicto que ya ha provocado pérdidas cifradas en cientos de millones de dólares. El anterior 'lockout' se produjo en la temporada 1998-99 y obligó a cancelar cincuenta jornadas de competición, mientras que el actual, que podría alargarse toda la temporada, ya dura 137 días.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies