'Amigovio' y otras 23 palabras que la RAE acepta en su diccionario

Amigovios
Foto: FLICKR
Actualizado 17/10/2014 22:48:25 CET

DESCONECTA, 17 Oct.

El Diccionario de la Real Academia Española se actualiza después de 13 años sin hacerlo y sale a la venta en su 23ª edición. Lo hace para despedir algunas palabras que van quedando olvidadas y también para acoger a otras nuevas, producto de la evolución del español en esta década.

Cerca de 9000 términos nuevos con los que el Diccionario de la RAE abre sus puertas a la inclusión de "americanismos que se usan al menos en tres países", como detalló Pedro Álvarez de Miranda este jueves durante la presentación de la nueva edición.

De este modo, un mileurista puede sacar un poco de tiempo y dinero para salir a tomarse unas birras con los amigos y, si se tercia, pedir un poco de papeo sin ponerse muy gourmets para amenizar el partido del Real Madrid contra el Barcelona en el bar culé de la esquina. Así de paso, se enteran de una vez quien es el mejor pichichi de la temporada.

Después de estas noches de cuidar el estómago, vienen las mañanas de hacer lo propio con el cuerpo. Un buen coach y un poco de pilates tres veces por semana serán suficientes para que la lorza no asome por debajo de la camiseta y siga siendo un papichulo en condiciones de mantener buena relación con sus amigovias.

Tampoco es bueno para la dieta abusar de las comidas con abrefácil si no queremos que las arterias nos pidan a gritos un baipásDe estos menesteres saben bien las féminas que mantienen su culamen y pechamen bien trabajados para que, cuando la madurez arrugue sus rostros y la gravedad haga efecto, no sean necesarias muchas sesiones de bótox en los centros estéticos y parecer unas frikis.

Para este tipo de chicas, acomodarse en los chaise longues de sus casas, mientras ven su serie favorita de criminalística, no es una opción muy chupi.

En cambio, sí lo es para algunas que llegan agotadas de sus trabajos después de un duro día y no tienen tiempo más que de meterse en internet un rato desde la tableta conectándose al wifi de casa, antes de que otro día nuevo comience y vuelvan a preparar las loncheras de los niños.