Un hombre construye una casa a una mujer de 60 años que vive en la calle

 

Un hombre construye una casa a una mujer de 60 años que vive en la calle

Tiny House - casas para los sin-techo
Foto: GOFUNDME
Actualizado 05/05/2015 10:49:14 CET

DESCONECTA, 05 May.

La vida de una mujer de 60 años, conocida como Smokie por el vecindario donde suele dejarse ver, y cuyo hogar, desde hace 10 años, han sido las calles de Los Ángeles, cambió para siempre gracias a la ayuda de Elvis Summers, un vecino al que la humanidad y la solidaridad le movió a hacer algo por ella.

Con 60 años, Smokie ha tenido que buscarse la vida vagando por las calles, rebuscando en las basuras y pidiendo cualquier tipo de ayuda. Elvis era uno de esos vecinos a los que Smokie llamaba a su puerta, con frecuencia, para preguntar si tenía algo con lo que ayudarle. Tantos días de conversaciones terminaron por establecer un vínculo entre ellos que terminó por consolidarse en amistad.

Un buen día, Elvis decidió actuar para su amiga e, inspirado por un reportaje en el que un hombre de Oakland construía pequeñas viviendas con material reciclado, construyó un pequeño módulo a modo de vivienda para que Smokie no pasase ni una noche más a la intemperie.

Enseguida recolectó el dinero y los materiales y en tan sólo cinco días fabricó una pequeña estructura con techo y puertas justo enfrente de su casa.

El proceso decidió grabarlo en una serie de vídeos en time-lapse, habiéndose convertido el último de ellos en un auténtico viral con más de 5 millones 300 mil visitas de personas conmovidas por el tremendo acto de humanidad que este hombre había tenido con otro ser humano.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Un gesto que hasta la policía local bendijo con la única condición de que la vivienda se moviese de sitio cada 72 horas.

Después de este éxito, Summers quiso ir más allá y puso en marcha un proyecto de recaudación de fondos en GoFundMe para conseguir dar refugio al más de medio millón de mujeres, niños, veteranos de guerra y familias enteras sin hogar que pueblan los Estados Unidos.

Una misión ambiciosa pero no imposible para este hombre cuya convicción contagia. Y es que para él si cualquier estadounidense pusiese un dólar de su bolsillo, la diferencia podría significar mucho para las personas que no tienen más que un suelo para dormir.

El proyecto ha conseguido abrumar a Summers, que no da crédito a la respuesta que está teniendo que, en 21 días, ya ha conseguido alcanzar la mitad del presupuesto propuesto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies