Fitch cree que el precio de la vivienda en España tocará suelo a principios de 2015

Actualizado 05/06/2014 19:04:29 CET

LONDRES, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings prevé que los precios de la vivienda en España alcancen su suelo a principios de 2015, en un mercado inmobiliario marcado por las altas cifras de paro y el coste del crédito.

"Cuando los precios de las casas alcancen su punto más bajo, lo que no esperamos que ocurra antes de fin de año, es probable que hayan caído un 40% en términos nominales desde sus máximos", subraya Fitch.

En una nota sobre los precios de la vivienda en la periferia de la eurozona, la agencia destaca que la economía española está creciendo de nuevo y el desempleo está bajando, lo que en el largo plazo favorecerá a los precios.

Sin embargo, subraya que el mercado cuenta con un "gran excedente" de viviendas y la demanda sigue limitada por el "alto desempleo y el coste del crédito", así como por unos "reducidos ingresos reales".

Asimismo, añade que la caída de las operaciones hipotecarias del 80% respecto a los niveles de 2007 significa que estas limitaciones todavía no se han reflejado totalmente en los precios, a pesar de que los últimos datos del INE de marzo apunta un pequeño incremento del 2% en las hipotecas residenciales.

Por otro lado, señala que en los mercados hipotecarios de los países de la eurozona más afectados por la crisis los precios de la vivienda están "comenzando a recuperarse" en términos generales, aunque lo están haciendo a diferentes ritmos.

Así, señala que en Irlanda la vivienda registrará un porcentaje de incremento de un dígito después de protagonizar la mayor caída de precios de la eurozona, casi un 50% respecto a los máximos de 2007. Esta recuperación fue especialmente fuerte en los centros urbanos, y sobre todo en Dublín.

En el caso de Portugal, apunta que la estabilización de los precios en 2013 podría ser "prematura", basada en un bajo número de transacciones, y advierte de que su mercado inmobiliario sigue siendo frágil y pueden volver a caer los precios por la limitada demanda y el complicado acceso al crédito.

Por su parte, los mercados italiano y griego, que se vieron más afectados por los problemas en su economía en general que por la existencia de un 'boom' inmobiliario, siguen a la baja. En cambio, sus economías están empezando a recuperarse y es probable que los mercados inmobiliarios sigan sus pasos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies