Moody's advierte de que la recapitalización de la banca europea por sí misma sólo ofrece un alivio temporal

Actualizado 17/10/2011 15:11:29 CET

LONDRES, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las recientes discusiones en Europa sobre la recapitalización de las entidades y la garantía de apoyo a los países de la eurozona más amenazados tienen un impacto positivo sobre el perfil de crédito de la banca del Viejo Continente, aunque la agencia de calificación crediticia Moody's advierte de que este potencial aumento de capital por sí mismo sólo ofrecerá un "alivio temporal".

En este sentido, la calificadora de riesgos destaca la sucesión de acontecimientos de los últimos días, como el anuncio del plan de recapitalización para la banca del presidente de la CE, Durao Barroso, el desbloqueo del FEEF tras aprobar Eslovaquia su expansión, así como el liderazgo ejercido por Alemania y Francia.

"Estos desarrollos son positivos para el perfil de crédito de los bancos europeos, aunque más capital por sí mismo sólo ofrece un alivio temporal", explica la agencia, ya que las dificultades se han transformado en una crisis sistémica a nivel soberano y bancario que empuja a los gobiernos europeos "hacia un mayor grado de apoyo mutuo", lo que, a su juicio, resulta crucial para afrontar los problemas de la deuda soberana, que, a su vez alimentan las preocupaciones respecto a la banca europea.

"Para tener éxito, la recapitalización de los bancos no puede percibirse en los mercados como un juego de suma cero, donde los gobiernos fortalezcan a las entidades a la par que se debilitan ellos mismos al brindarles apoyo", advierte Moody's, que afirma que "tal circunstancia no ayudaría a los bancos, puesto que su fortaleza crediticia está intimamente entrelazada con la de los gobiernos".

Así, la calificadora de riesgos pone como ejemplo el éxito que, a su juicio, obtuvo EEUU en la recapitalización de sus grandes bancos bajo el paraguas del TARP (Programa de Asistencia para los Activos Tóxicos), aunque reconoce que la situación a la que entonces se enfrentaban las autoridades estadounidenses eran menores a las que debe afrontar Europa.

"Europa se enfrenta a una misión sustancialmente más complicada de cara a diseñar y organizar con éxito la recapitalización de sus bancos de lo que fue en EEUU, especialmente porque los bancos estadounidenses afrontaban una crisis relacionada mayormente con su exposición a activos inmobiliarios 'tóxicos', mientras los europeos se enfrentan a una crisis de índole soberana", explica la agencia.

De este modo, Moody's prevé que los miembros de la zona euro deberán elegir finalmente entre aumentar su respaldo mutuo o entre nuevas quiebras y apuesta por que el resultado más probable será el de un mayor grado de coordinación, por lo que el principal impacto positivo de la recapitalización sobre el crédito será el de representar "un paso más en el camino" de una mayor colaboración.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies