Roldán (AEB) avisa de que la banca "corre el riesgo de perecer" si no recupera la confianza del cliente

Actualizado 24/11/2014 12:48:02 CET

Pide que la banca pueda competir en igualdad de condiciones con los nuevos operadores tecnológicos

   MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), José María Roldán, ha avisado este lunes de que la banca "corre el riesgo de perecer" si no recupera la confianza del cliente, ya que el negocio de las entidades españolas se basa en esta relación.

   Durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Foro Nueva Economía, Roldán ha indicado que este modelo bancario se enfrenta a "numerosas dificultades", la primera de ellas "un entorno muy desfavorable a la industria bancaria, que pasa por uno de los momentos más bajos en cuanto a percepción pública".

   "Es injusto que paguen justos por pecadores", ha dicho, pero ha añadido que los escándalos que afectan a una parte de los bancos acaban "contaminando al resto". "Es necesario seguir explicando que hay que diferenciar casos y defender la reputación tanto individual como del colectivo bancario", ha dicho, y ha instado a las entidades a mostrar al público las bondades del negocio bancario español.

   Otro de los problemas que ve Roldán de cara al futuro es el de la rentabilidad ya que, según ha explicado, la necesidad de progresar en la limpieza del balance de activos dañados en su valor, el entorno de bajos tipos de interés y el "todavía incipiente" proceso de reactivación de la economía están impactando sobre la rentabilidad.

   Por ello, ha insistido en que si los bancos españoles quieren seguir siendo una alternativa atractiva de inversión, deben convencer a los accionistas de que serán capaces de mejorar la rentabilidad y ha visto en el control de costes operativos la "única palanca disponible" para ello.

DIGITALIZACIÓN DE LA ACTIVIDAD FINANCIERA

   A estas cuestiones se suma un tercer reto, que es el cambio asociado a la digitalización de la actividad financiera. En este sentido, ha opinado que la tecnología puede "deconstruir" el negocio bancario, por lo que ha defendido la necesidad de exigir que a la banca se le permita competir en igualdad de condiciones con los nuevos operadores.

   Así, ha resaltado que los bancos deben ser capaces de utilizar sus fortalezas, tanto tecnológicas como de relación con sus clientes, y ha recordado que el modelo bancario español posee un 'big data' potente que le debería permitir competir "sin complejos" con cualquier nuevo operador.

   "Ese proceso de mayor competencia debería ser neutral, evitando primar unos modelos de negocio sobre otros e impidiendo el arbitraje de capital entre los bancos, y entre estos y ese conjunto de intermediarios que se ha dado en llamar banca en la sombra", ha indicado.

   El presidente de la patronal considera que es "esencial" no dar cabida al arbitraje en materia de normas de conducta y de protección al consumidor. "No podemos permitir que determinados intermediarios financieros no solo escapen de la regulación de capital a la que está sometida la banca, sino también a las normas de protección de los consumidores", ha advertido.

   En este punto, ha recordado la importancia de la educación financiera con el fin de que el cliente pueda aumentar su "autonomía de criterio y su capacidad de decisión responsable". "Es imprescindible que la formación financiera comience en la escuela. La AEB quiere reforzar su presencia en esta área con iniciativas que haremos públicas muy pronto", ha avanzado.

CRÍTICA A LA REFORMA FINANCIERA

   Tras analizar los retos del sistema, el presidente de la AEB ha criticado que la reforma financiera que se ha llevado a cabo no ha diferenciado entre modelos de negocio y ha tratado a todos "prácticamente con la misma vara de medir". "En ese sentido, los bancos españoles deben encontrar la forma de no resultar perjudicados", ha advertido.

   Desde su punto de vista, "resulta contradictorio" que se estén haciendo "bancos ultraseguros" a costa de desplazar riesgos a partes del sistema financiero que no se ven ni se controlan. "Esta es una receta para el desastre financiero, que veremos más pronto que tarde", ha añadido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies