Economía.- (Amp2.) Telefónica formaliza la compra del 56% de Canal+ a Prisa por 750 millones

Publicado 02/06/2014 18:50:00CET

La transacción supondrá una pérdida contable de 2.067 millones en las cuentas consolidadas de Prisa

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

Telefónica ha formalizado este lunes con Prisa el contrato de compraventa del 56% del capital de Canal+ en manos del grupo de comunicación por un importe de 750 millones de euros, lo que supone 25 millones más de los inicialmente ofrecidos por la operadora, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La firma presidida por César Alierta ha precisado que el cierre de esta operación está condicionado a la obtención de la autorización por parte de las autoridades de competencia y a la aprobación por un "panel representativo" de los bancos financiadores de Prisa.

La firma que se ha producido este lunes en la sede central de Telefónica por parte de los presidentes de ambas compañías tiene lugar tras el periodo de negociación anunciado el pasado 7 de mayo y con la aprobación de los consejos de administración de ambos grupos.

Alierta ya adelantó el pasado viernes, con motivo de la junta general de accionistas, que esperaba cerrar con Prisa el contrato para la adquisición de Canal+ esta semana y calificó esta operación como "muy positiva" para la operadora.

Por su parte, Prisa ha comunicado en un hecho relevante remitido a la CNMV que esta transacción supondrá una pérdida contable estimada en las cuentas consolidadas deL grupo de 2.067 millones de euros aproximadamente y de 753 millones de euros en las cuentas individuales de Prisa, lo que pondrá a la compañía en situación de

"desequilibrio patrimonial".

DESEQUILIBRIO PATRIMONIAL

El grupo de comunicación ha indicado además que el contrato de financiación de Prisa prevé un mecanismo de conversión automática de una parte de la deuda de la compañía en préstamos participativos en una cuantía suficiente para "compensar dicho desequilibrio patrimonial".

De completarse la operación, la multinacional presidida por César Alierta, que ya tiene un 22% de la plataforma de pago, se quedaría con un 78% del capital de Canal+. El 22% restante está en manos de Mediaset España, que posee un derecho de tanteo sobre la operación.

En este sentido, Prisa ha explicado en un comunicado que está previsto esta semana una reunión del consejo de administración de Canal+, que comunicará los términos del contrato a Mediaset España, que cuenta con un plazo de 15 días naturales a partir de esa fecha para ejercitar el derecho de adquisición preferente o el derecho de acompañamiento de acuerdo con lo previsto en los estatutos sociales y en el acuerdo entre accionistas de la plataforma de pago.

Telefónica presentó el pasado 6 de mayo una oferta vinculante para comprar el 56% del capital social de Canal+ en manos de Prisa por un importe de 725 millones de euros, que recibió días después el 'visto bueno' del consejo del grupo editorial.

Canal+, fundado en 1989, cuenta con 1,661 millones de abonados, y un ingreso medio por abonado al mes de 43,5 euros. A cierre de 2013 los ingresos de Canal+ ascendieron a 1.166 millones de euros, con un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 28 millones.

PENDIENTE DEL 'VISTO BUENO' DE COMPETENCIA

Las autoridades regulatorias que estudien el caso, ya sea la dirección de Competencia de la Unión Europea o la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMV), pueden o bien aceptar la operación, rechazarla o, como término intermedio, aceptarla con compromisos voluntarios o con condiciones obligatorias.

Debido al volumen de la operación, la oferta de adquisición se tiene que notificar a Bruselas. No obstante, la multinacional española puede pedir a través de un razonamiento argumentado que la compra de un 56% de Canal+ se analice desde la CNMC. Si esto ocurre, posteriormente, la dirección de Competencia de Bruselas estudiaría el asunto y consultaría a la CNMC, que a su vez puede reclamar estas competencias a los organismos comunitarios.

Los principales rivales de Telefónica --Vodafone y Orange-- se han mostrado críticos con esta operación, que acentuaría en su opinión la concentración que existe en el mercado, y han instado a los organismos reguladores a que prohíba la operación o que se impongan condiciones que garanticen que la competencia del mercado de telecomunicaciones no se vea afectada.

En concreto, de acuerdo con los últimos datos de la CNMC del último trimestre de 2013, en España existe 3,77 millones de abonados a la Televisión de pago, de los cuales 1,6 millones son usuarios de Digital Plus, 789.895 son usuarios de Ono y 670.525 son de Telefónica.

CONVERTIR A TELEFÓNICA EN UNA 'TELCO' DIGITAL DE REFERENCIA

Para Alierta esta operación constituye un "avance importante" en el desarrollo de la televisión de pago en español. "Este acuerdo es un paso adelante significativo en el proceso de transformación de la compañía en una telco digital de referencia", ha añadido Alierta en un comunicado.

Por su parte, el presidente ejecutivo de Prisa, Juan Luis Cebrián, ha recordado que hace tiempo anunciaron su voluntad de vender la televisión de pago para concentrar los esfuerzos del grupo en el negocio de la educación y la información, con especial foco de crecimiento en América Latina. "Nuestra televisión de pago es emblemática por su gran calidad y estoy seguro de que Telefónica consolidará su liderazgo en España para beneficio de todos sus abonados", ha asegurado Cebrián.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies