Ono formaliza la compra de Auna TLC por 2.250 millones

Actualizado 04/11/2005 19:36:46 CET

Obtiene financiación bancaria por 3.500 millones de euros para refinanciar la deuda y proporcionar fondos al nuevo grupo

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El cableoperador Ono formalizó hoy la compra de Auna Telecomunicaciones (TLC), acordada el pasado mes de julio, por 2.251 millones de euros, de los cuales 215 millones serán abonados en enero de 2008, tras haber obtenido a principios de octubre la aprobación del Servicio de Defensa de la Competencia, informó hoy la compañía en un comunicado.

La adquisición a los principales accionistas del grupo Auna, Endesa, Grupo Santander y Unión Fenosa, ha sido financiada mediante una ampliación de capital por 1.000 millones de euros suscrita por un grupo de fondos compuesto por JPMorgan Partners, Providence Equity Partners, Quadrangle Group LLC y Thomas H. Lee Partners, y con una financiación bancaria adicional por importe de 3.500 millones de euros.

La nueva financiación permite la adquisición de Auna, la refinanciación de su deuda y proporciona fondos suficientes a la compañía resultante hasta que alcance flujos de caja positivos, indicó Ono, que explicó que la financiación está estructurada en un préstamo sindicado de 3.100 millones de euros, un préstamo subordindo de 130 millones de euros y un préstamo puente por importe de 270 millones de euros.

El préstamo por 3.100 millones ha sido ya suscrito en su totalidad por un club de bancos compuesto por ABN Amro, Calyon, Fortis Bank, Banco Santander Central Hispano, Instituto de Crédito Oficial (ICO), Royal Bank of Scotland, Ahorro Corporación Financiera, Société Générale, WestLB, Caixa Catalunya, Sabadell Atlántico, Banesto, Rabobank y JP Morgan, como entidades directoras principales. No obstante, aunque el préstamo ha sido suscrito en su totalidad, actualmente está abierto un proceso de sindicación.

El préstamo subordinado de 130 millones de euros ha sido suscrito por ABN Amro, Calyon, Fortis Bank, Santander Central Hispano y Axis Participaciones, mientras que el préstamo puente de 270 millones de euros ha sido suscrito por JP Morgan, Royal Bank of Scotland, Calyon, ABN AMRO, Fortis Bank y WestLB.

"Con la suma de Auna y ONO, nace una nueva ONO, que quiere ser la compañía de comunicación y entretenimiento preferida en España. Queremos que cada hogar pueda vivir la experiencia ONO, que además se convierte hoy en uno de los operadores de banda ancha más importantes de Europa, y todo el equipo de la nueva ONO puede sentirse orgulloso con este paso de gigante", indicó el presidente del grupo, Eugenio Galdón.

Con la entrada de los nuevos accionistas, el grupo Multitel, que incluye Val Telecomunicaciones, queda como principal accionista del grupo corporativo, con un 17,3%, seguido de JP Morgan Partners (15,2%), Providence Equity Partners (15,2%), Thomas H. Lee Partners (15,2%), el Santander (9,4%), GE Structured Finance (8,9%), Quadrangle Capital Partners (7,8%), Caisse de Dépt et Placement du Quebec (6,7%) Y Sodinteleco (4,3%).

El consejo de administración queda presidido por Eugenio Galdón, con Richard Alden como consejero delegado y Francisco Churtichaga y Leopoldo Calvo-Sotelo como independientes. El resto del consejo está formado por Matías Rodríguez Inciarte (SCH), John Hahn (Providence), Soren Oberg (Thomas H. Lee), Tom Walker (JP Morgan), Joshua Steiner (Quadrangle Capital), Scott Jaeckel (Thomas H. Lee), Richard Laxer (GE Structures Finance), Tomás Fuertes (Grupo Multitel) y David Brochet (CDPQ).

TRASPASO DE LA PLANTILLA SIN PROBLEMAS.

El pasado martes se hizo efectivo el trasvase de un 43% de la plantilla de Auna Operadores a TLC, lo que supuso el traslado de 323 empleados de los 748 que formaban el holding. Esta escisión abría también la puerta a que France Télécom cierre la compra del 80% del holding que controla el operador móvil Amena, tras haber recibido ya la aprobación de Bruselas, lo que debería concretarse la próxima semana.

La mayor parte de los 323 empleados trasladados se ubican en las áreas de sistemas de información (81), económico-financiera (38), planificación y control (30) y servicios generales (22). El resto fueron trasladados en menor proporción en otras áreas, aunque no se trasvasó a ningún empleado de presidencia, vicepresidencia, recursos o desarrollo de negocio.

Los sindicatos explicaron que los objetivos para este año se verán afectados por la segregación de Auna TLC, cuyos resultados no computarán en el grupo a partir del próximo mes.

Hace dos semanas estaba previsto un nuevo encuentro entre empresa y sindicatos para tratar de cerrar la valoración de dichos objetivos, que aún sigue aplazada y que debería producirse próximamente. Por el momento, la dirección de Recursos Humanos de Ono ha manifestado su voluntad de mantener un primer encuentro introductorio con los representantes de los trabajadores, que debería producirse el próximo lunes.

SEGUNDO OPERADOR ESPAÑOL.

La compañía resultante de esta operación se convierte así en el segundo operador español de telecomunicaciones fijas y el primero en el mercado del cable, con 1,7 millones de clientes residenciales y 90.000 empresas.

En los nueve primeros meses, el nuevo grupo obtuvo unos ingresos totales agregados de 1.306 millones de euros y un Ebitda total agregado de 334 millones de euros.

El nuevo operador contará con una infraestructura de unos 35.000 kilómetros que le servirá para prestar servicios de telefonía fija, televisión e Internet en la mayor parte del territorio español. Ono y Auna son complementarias geográficamente, puesto que la primera opera en la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Murcia y Cantabria, así como en la isla de Mallorca y en las ciudades andaluzas de Huelva y Cádiz, y la segunda presta sus servicios en las comunidades autónomas de Madrid, Cataluña, Andalucía, Aragón y Canarias.

Así, la nueva operadora tendrá el control mayoritario del mercado español del cable, a excepción del País Vasco, Asturias y Galicia, donde están presentes los operadores Euskaltel, Telecable y R, respectivamente, además de Extremadura, que por el momento carece de este tipo de servicios de telecomunicaciones pero donde Ono anunció su intención de expandir sus servicios una vez que la operación fuese autorizada.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies