El plan franco alemán no es la solución a la crisis de la eurozona

 

El plan franco alemán no es la solución a la crisis de la eurozona

Actualizado 21/02/2011 18:11:14 CET

NUEVA YORK, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La propuesta franco alemana para armonizar las políticas económicas y sociales de Europa con el objetivo de lograr una mayor disciplina fiscal y competitividad refleja la existencia de una "fuerte voluntad política de mantener con vida al euro", pero no supone una solución a la crisis de la eurozona, según un informe elaborado por el banco estadounidense Bank of America Merrill Lynch.

No obstante, el banco considera que una mayor convergencia económica debería contribuir a mejorar la estabilidad de la eurozona y minimizar los costes para los países miembros por la cesión de su independencia monetaria cuando asumieron la moneda común.

Sin embargo, los autores del informe señalan que, a pesar de que algunas medidas van en la dirección adecuada para estimular el crecimiento "otras no", además de que algunas propuestas no son factibles de ser aplicadas y se sigue sin ofrecer respuesta a la cuestión de la imposición de sanciones para los países que se desvien de los objetivos marcados.

En concreto, BofA Merrill Lynch apunta que fijar limites de deuda en las legislaciones de los respectivos países a imagen de los hecho por Alemania sería contraproducente a no ser que Europa esté lista para profundizar en las transferencias de fondos entre sus Estados miembros.

Asimismo, el análisis hace hincapié en la ausencia de un mecanismo claro para sancionar el incumplimiento de los criterios establecidos, ya que en opinión de los autores, para ser aplicables, las normas deben ser simples, verificables y contar con un mecanismo sancionador, puesto que firmar un pacto por la competitividad no implica su necesario cumplimiento.

"Probablemente, Alemania y Francia harán concesiones sobre estos criterios y los países miembros ratificarán la proposición final", afirma el banco, que prevé que "a cambio, Alemania y Francia acordarán aumentar el importe y cambiar el enfoque el EFSF para combatir la crisis de deuda soberana".

LA ECONOMÍA ESPAÑOLA HA TOCADO FONDO

Por otro lado, entre los pronósticos para los distintos países de la zona euro, BofA Merrill Lynch considera que la economía española "ha tocado fondo" y prevé que en 2011 crezca un 0,7%, frente a la contracción del 0,1% registrada en el conjunto de 2010.

En el caso de Alemania, la entidad augura un crecimiento del 2,1% este año, mientras que la expansión de Francia podría ser del 1,7%. Por contra, las previsiones para Grecia auguran una contracción del 2,7% en 2011, mientras Portugal podría sufrir un retroceso del 0,3%.

Europa Press Comunicados Empresas
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies