Sarkzoy advierte del riesgo de una revuelta popular mundial si la cumbre financiera de Washington fracasa

Actualizado 23/10/2008 17:32:50 CET

PARIS, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, advirtió hoy de los riesgos que conllevaría un fracaso de la cumbre sobre la crisis financiera internacional convocada para el próximo 15 de noviembre en Estados Unidos en presencia de los líderes del G-20 y llamada a refundar los principios del capitalismo.

"Esta reunión no debe ser una cita para nada. Y yo no iré para asistir a una cita fallida. Si logramos juntos con todos los responsables políticos de los grandes países industrializados y emergentes definir estas nuevas reglas que necesita la economía global entonces habrá una posibilidad para que de esta crisis salga un mundo mejor", señaló durante un discurso pronunciado ante la clase empresarial en Annecy, en el sureste francés.

"No tenemos el derecho de fracasar porque eso significará que el mundo que saldrá de la crisis será peor que el de antes", avisó Sarkozy quien puso de relieve que el riesgo es tener que enfrentarse en todo el mundo "a la revuelta de las clases populares y de las clases medias" que, en su opinión, rechazarán una mundialización "que no vivirán como una promesa sino como una amenaza" y como causa de "injusticia".

Para Sarkozy el mundo de hoy necesita no sólo moralización y transparencia sino "protección e igualdad" así como regulación, necesidades a las que los políticos deben responder "no en seis meses sino el 15 de noviembre".

Reiteró en este punto la "inmensa tarea" de esa cumbre que es "refundar el capitalismo mundial" dando protagonismo al empresario y al trabajador y no al especulador, para que las finanzas se pongan al servicio de las empresas, de la producción, de la innovación y del desarrollo económico y no sólo "al servicio de ellas mismas".

Además, insistió en que no serán los técnicos quienes hagan ese nuevo diseño sino los políticos. "No es una elección técnica sino política", remachó recordando que los responsables de la situación actual no pueden ser los que encuentren una solución para salir de ella.

Finalmente, habló de su visión de Europa en un mundo que cambia y se felicitó de que la Europa "tecnocrática y plana" que era incapaz de hacer política, debatir, reaccionar o tomar decisiones esté dejando paso a otra que ha sido capaz de dar "la respuesta más fuerte a la crisis financiera" y proponer la cumbre donde se construirá un nuevo orden mundial también de inspiración europea.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies