Solo el 35 por ciento de los puestos directivos en empresas de la UE son mujeres, según Eurostat

Grafico brecha salarial eurostat
EUROSTAT
Actualizado 06/03/2017 13:31:29 CET

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

Solo el 35 por ciento de los puestos directivos en empresas de la Unión Europea son ocupados por mujeres. Del total de 7,3 millones cargos de dirección que hay en la UE, 2,6 son mujeres, según un informe de Eurostat con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Además, las mujeres que ocupan puestos directivos en la UE obtienen un salario un 23,4% inferior a la media que los hombres, lo que significa que las jefas de empresa ganan un promedio 77 céntimos por cada euro que gana un hombre por hora.

Este patrón a nivel de la UE enmascara discrepancias significativas entre los Estados miembros en lo que respecta tanto a las posiciones como a la remuneración.

La mayor presencia de mujeres en puestos directivos se registra en Letonia, el único Estado miembro donde las mujeres son mayoría (53%) en esta ocupación. Siguen Bulgaria y Polonia (44%), Irlanda (43%), Estonia (42%), Lituania, Hungría y Rumanía (41%), así como Francia y Suecia (ambos 40%). España ocupa la posición décimo segunda por debajo del 40%, ligeramente superior a la media europea.

En el extremo opuesto del ranking, las mujeres representan menos de la cuarta parte de los gerentes en Alemania, Italia y Chipre (22%), Bélgica y Austria (23%) y Luxemburgo (24%).

Las diferencias entre mujeres y hombres en puestos directivos también se refieren a los salarios. En cada Estado miembro de la UE, los directivos varones ganan más que las mujeres directivas, aunque en proporciones diferentes.

La brecha salarial entre hombres y mujeres en puestos directivos es más estrecha en Rumanía (5,0%), por delante de Eslovenia (12,4%), Bélgica (13,6%) y Bulgaria (15,0%). Por el contrario, una trabajadora gana cerca de un tercio menos que su homóloga masculina en Hungría (33,7%), Italia (33,5%), República Checa (29,7%) y cerca de un cuarto menos en Eslovaquia (28,3%), Polonia (27,7%), Austria (26,9%), Alemania (26,8%), Portugal (25,9%), Estonia (25,6%) y Reino Unido (25,1%). España se encuentra en el puesto séptimo de la tabla con una desigualdad salarial de un 16%.

La diferencia de retribución entre hombres y mujeres está vinculada a una serie de factores jurídicos, sociales y económicos que van mucho más allá de la cuestión de la igualdad de remuneración por trabajo igual.