Europa Press EP Social


Hacer Familia



CajaSol


Cáritas



Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 15/06/2011

Amigos de la Tierra Internacional cumple 40 años urgiendo a la búsqueda de una sociedad respetuosa con el medio ambiente

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Amigos de la Tierra Internacional, fundada en 1971 en Roslagen (Suecia) por un grupo de ecologistas de Francia, Reino Unido, Suecia y Estados Unidos, cumple 40 años destacando la importancia y la urgencia de una transformación mundial hacia sociedades justas y respetuosas con el medio ambiente.

   Así, cuatro décadas después, cuenta con 76 grupos nacionales y más de 2 millones de socios y seguidores en todo el mundo. La federación basa sus campañas y posicionamientos en su trabajo con las comunidades locales, según recuerda la organización.

   El presidente de Amigos de la Tierra Internacional, Nnimmo Bassey, ha destacado que con el trabajo conjunto en todo el mundo, han demostrado a las instituciones y gobiernos beligerantes que el camino hacia el futuro "ha de pasar por la solidaridad entre los pueblos y no por la competencia y la destrucción". "Estamos orgullosos de decir que en cuarenta años hemos crecido, somos más personas y tenemos más fuerza, y continuaremos apoyando firmemente a quienes luchan por la justicia social y ambiental en todo el mundo", ha apostillado.

DESDE 1979 EN ESPAÑA

   Por su parte, la directora ambiental de Amigos de la Tierra España, Liliane Spendeler, ha señalado que el trabajo de la federación, junto a todos los grupos locales que la conforman, representa un "claro ejemplo de unión" para llegar a objetivos comunes, de lo local a lo global. "Es el mejor camino para lograr un cambio real, tanto en las políticas como en las actitudes y así, conseguir una sociedad respetuosa con el medio ambiente, justa y solidaria", ha valorado.

   Asimismo, en declaraciones a Europa Press, ha indicado que la organización en España se constituyó en 1979 y que en la primera década el esfuerzo se centró en la biodiversidad, y particularmente en lograr la prohibición de la caza de ballenas, de las que España era uno de los países cazadores. "La implicación de Amigos de la Tierra ha sido a nivel internacional y, finalmente, se consiguió que en 1985 cesara la caza de ballenas y que se desmantelaran las instalaciones en España dedicadas al procesado de la carne y otros derivados este mamífero", ha recordado.

   Spendeler ha elogiado el esfuerzo en décadas más recientes dedicado especialmente a la lucha contra los transgénicos, para lo que la ONG ha sido una "de las organizaciones fundamentales en la creación de un movimiento en contra de estos cultivos". "No hemos conseguido que se prohíba el cultivo en España pero sin esto habría mucho más cultivo de transgénicos en España y una opinión mucho menos contraria en la sociedad", ha valorado.

   Por otro lado, ha destacado el trabajo en el fomento de la gestión de residuos y sobre todo en el compostaje doméstico, un proyecto que comenzó en los años 90 y que se comenzó a implantar en viviendas. En este sentido, ha dicho que Amigos de la Tierra ha sembrado la semilla de que la gente, en su propia casa, recicle sus residuos orgánicos y además obtenga un nuevo recurso "valioso" como un "muy válido abono" para sus jardines y plantas. "Ahora es un sistema ampliamente reconocido", ha añadido.

   Finalmente, Spendeler ha agregado que, al mismo tiempo, pero sobre todo en los últimos años, la ONG se ha centrado también en la concienciación de la sociedad en el problema del cambio climático y en la necesidad de acción. "Antes para poca gente este era un tema preocupante, ahora sí", ha apuntado, al tiempo que ha resaltado la labor de los grupos locales como los de Baleares, Andalucía, Galicia, Madrid, Aragón y la Rioja.

Compartir
Enviar a tuenti
Enviar a linkedin
Twitter
Facebook
Google Plus


 

www.epsocial.es es el diario social de la Agencia Europa Press.
© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.