Europa Press EP Social


Hacer Familia
Mensajeros


CajaSol




Cáritas


Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 12/01/2009

La negligencia y el abandono, los tipos de maltrato que con más frecuencia sufren los ancianos dependientes en España

Un estudio realizado en Madrid advierte de que uno de cada cuatro mayores dependientes podrían sufrir algún abuso en sus domicilios

   MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La negligencia (16,4%) y el abandono (7,7%) son los principales tipos de maltrato que sufren los dependientes mayores de 65 años en España, en su mayoría (60%) a manos de profesionales de los servicios sociales o de familiares y cuidadores (40%), según un estudio realizado en Madrid por el secretario de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), Francisco Sánchez del Corral.

   Según el trabajo del doctor Sánchez del Corral, miembro del servicio de Geriatría del Hospital Central de la Cruz Roja de Madrid,el abuso psicológico (3,1%), la explotación financiera (1,5%), el abuso físico (1%) y el abuso sexual (0,2%) son otro tipo de maltrato frecuente entre los mayores dependientes atendidos en sus domicilios.

   "Una de cada cuatro personas mayores de 65 años altamente dependientes cuidadas en su domicilio podrían sufrir algún maltrato", apuntó el experto, quien destacó que, según el estudio, los pacientes altamente dependientes que padecen un cáncer avanzado son "un grupo de menor riesgo en relación a los pacientes geriátricos".

   Aunque la sospecha "no implica necesariamente la existencia de un maltrato al mayor", el experto considera que "se debe conocer la elevada prevalencia de este problema y tener una actitud sensible ante él". "Cuando exista esta sospecha de maltrato debe hablarse en primer lugar con el trabajador social que atienda al anciano y con el equipo de Atención Primaria, que conoce bien a su paciente y tiene acceso directo a él", indicó.

   Recuerda que, según el Centro Nacional Americano de Abuso al Anciano, la negligencia es el rechazo, negativa o fallo para completar cualquier parte de las obligaciones o deberes a un anciano, de forma voluntaria o involuntaria, mientras que el abuso se describe como la deserción o abandono por un individuo que ha asumido el papel de cuidador o por la persona que tiene la custodia física.

CUANDO EL MÉDICO NO VISITA EN CASA

   "Esto incluye --explica el doctor-- no aportar medidas económicas o cuidados básicos como comida, hidratación, higiene personal, vestido, cobijo, medicinas, seguridad personal o cualquier otro tipo de atención, incluida en una responsabilidad explícita o acordada".

   En este contexto un tipo de negligencia que sigue ocurriendo se produce, por ejemplo, cuando el médico de familia no acude de forma reiterada al domicilio del paciente ante las sucesivas peticiones de la familia, por los problemas de salud que éste presenta.

   Asimismo, la falta de higiene o no cambiar la postura del anciano en la cama para evitar la aparición úlceras por presión sería otra forma de negligencia por profesionales que ocurre en los servicios de Urgencia, o cuando nadie dedica tiempo para dar de comer a un paciente que, por su enfermedad, no puede hacerlo por sí mismo.

   "En el caso de negligencia o abandono, la responsabilidad de los profesionales sanitarios y de servicios sociales puede llegar a ser de un 60% de los casos, mientras que el resto (40%) afectaría al entorno del anciano, principalmente la familia", concluyó.

Compartir
Enviar a tuenti
Enviar a linkedin
Twitter
Facebook
Google Plus

 

www.epsocial.es es el diario social de la Agencia Europa Press.
© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.