El Hospital Reina Sofía de Córdoba contará a partir del verano con un banco de donación de leche materna

Una madre con su bebé en periodo de lactancia
UNTA DE ANDALUCÍA - Archivo
Publicado 02/06/2018 12:47:46CET

El centro hospitalario anima a las mamás a que sean futuras donantes de leche

CÓRDOBA, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba contará con un banco de donación de leche materna del que se podrán beneficiar principalmente recién nacidos prematuros y lactantes gravemente enfermos ingresados en el Hospital Infantil por diversas patologías cuyas madres no puedan proporcionarle leche materna en las cantidades necesarias para su correcta alimentación y crecimiento.

La Junta ha explicado en un comunicado que en estos momentos se llevan a cabo las obras para que este verano, concretamente dentro de unas semanas, se pueda ofrecer este nuevo servicio a la población.

Así, responsables sanitarios, profesionales de Pediatría y los colaboradores del proyecto han visitado esta semana el hospital "para conocer el ritmo con el que se desarrollan las obras".

Igualmente, ha apuntado que la previsión es "acabar las actuaciones a finales de junio, posteriormente dotarlo de equipamiento y empezar a funcionar este verano". El hospital agradece a la Fundación Bancaria La Caixa, la Fundación CajaSol y Medtronic su participación.

También ha explicado que las donaciones de leche materna son anónimas y altruistas y ha detallado que cada vez es mayor el número de madres que optan por donar leche materna, una tarea que suele resultar fácil y muy gratificante a las mamás.

Por ello, la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna, ha animado a quienes reúnan las condiciones a ser futuras donantes de leche (las que estén interesadas pueden recibir más información en el email 'ucip.hrs.sspa@juntadeandalucia.es' y en el teléfono: 957 010 497).

La leche materna es el alimento de primera elección en la alimentación del recién nacido, "puesto que la evidencia ha demostrado las ventajas que aporta para el bebé". Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando no se disponga de leche de la propia madre, la leche pasteurizada de madres donantes seleccionadas es la mejor opción para la alimentación de los niños, sobre todo si se trata de recién nacidos prematuros o críticamente enfermos y lactantes de riesgo.

El banco de leche del Hospital Reina Sofía es "un proyecto muy demando por la comunidad sanitaria y en el que los profesionales del centro llevan tiempo trabajando". Ofrecerá la posibilidad de alimentar con leche materna a prematuros o lactantes enfermos que no tienen acceso a la misma de otra manera y también benefician a la madre donante que va aumentar su producción de leche, ha explicado.

Con el objeto de conocer la viabilidad del proyecto, se ha llevado a cabo un estudio conjuntamente con el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic) para "valorar la viabilidad del mismo", que concluye que se prevé cumplir ampliamente las necesidades de leche materna en el hospital, ya que hasta 47 madres en período de lactancia instaurada mostraron su disponibilidad inmediata de donación.

El futuro banco de leche formará parte del lactario del hospital, ubicado en el nivel -1 del Materno Infantil y será directamente vinculado a la Unidad de Neonatología, donde ingresan los prematuros y otros recién nacidos candidatos a recibir este alimento.

La Junta ha explicado que todo el proceso se hará en condiciones de "máxima seguridad, para lo que se ha creado una comisión multidisciplinar que velará por el correcto funcionamiento del nuevo banco de leche".

BANCOS DE LECHE

Los bancos de leche permiten recoger leche de madres donantes para procesarla, almacenarla y dispensarla a los prematuros o lactantes que la puedan necesitar bajo prescripción facultativa. Puede ser donante de leche cualquier mujer sana, con hábitos de vida saludables, que lacta satisfactoriamente a su bebé y que tenga más leche de la que su hijo consume.

El funcionamiento de los bancos de leche suele ser similar. El personal sanitario realiza una entrevista a la donante y se le hace una analítica posterior que descarte cualquier enfermedad potencialmente transmisible a través de la leche.

También reciben asesoramiento en técnicas de extracción de leche en el domicilio y su posterior transporte hasta el centro, entregándole todo el material necesario para ello. Otro aspecto fundamental es garantizar durante todo el proceso la calidad microbiológica de la leche donada mediante tomas de muestras antes y después de la pasteurización.

La leche materna puede ser extraída en las propias instalaciones del banco de leche o puede hacerlo la donante en su propio domicilio, en los envases proporcionados por el hospital. Después de la extracción, la leche puede almacenarse en el congelador doméstico, debidamente etiquetada, pero deberá ser entregada en el Banco de leche como máximo 15 días después de la extracción. La entrega se realizará en el Banco de Leche o en los puntos de atención a donantes y recepción de leche donada.

VENTAJAS LECHE MATERNA

La Junta ha señalado que la evidencia científica ha demostrado que "la leche humana aporta muchas ventajas en la alimentación del niño", como la mayor facilidad de absorción de los nutrientes y mejor aprovechamiento de los mismos; la mejor composición del tejido nervioso cuando se compara con el recién nacido alimentado con fórmulas lácteas y mejora global de la función inmunitaria directamente proporcional a la intensidad y duración de la lactancia materna "lo que condiciona mayor protección inmunológica, menor incidencia de infecciones respiratorias, menor incidencia de otitis media, menor incidencia de bacteriemia y de meningitis bacteriana".

También se asocia a una posible reducción del riesgo de diabetes mellitas tipo I, genera un efecto protector frente a la enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedades alérgicas y obesidad y previene enfermedades a largo plazo (hipertensión arterial, cardiopatía isquémica).

Por último, al prematuro le aporta "importantes ventajas" como la menor incidencia de enterocolitis necrotizante, menor desarrollo psicomotor y mejor función visual y menores tasas de infecciones debido a la presencia de factores bioactivos, entre otros factores.