Comienzan las obras de desdoble en la A-392 de Alcalá de Guadaíra a Dos Hermanas

Publicado 27/07/2016 17:31:48CET

SEVILLA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Fomento y Vivienda ha comenzado este miércoles las obras de duplicación de la carretera A-392 con los primeros trabajos de acondicionamiento de los taludes que están desarrollando las máquinas retroexcavadoras, con el objetivo de arreglar los desperfectos derivados del deterioro durante el periodo de paralización del proyecto.

Según ha informado la Junta en un comunicado, esta actuación es imprescindible antes de meter maquinaria más pesada, debido al largo periodo que las obras llevan paralizadas. Así, la orden de reinicio se dictó la pasada semana, de manera que han empezado por el lado de Dos Hermanas y seguirán a lo largo de los siete kilómetros de trazado hasta Alcalá.

Las obras de duplicación de la A-392 suponen una inversión total de 28,66 millones de euros y están ejecutadas al 31 por ciento. El plazo de obras que queda por ejecutar es de 19 meses. Se trata de una carretera muy transitada, con un índice de vehículos diario superior a los 16.000, y que une dos las poblaciones más importantes del área sureste metropolitana de Sevilla.

Esta vía tiene una importancia fundamental en el área metropolitana de Sevilla, ya que además de unir dos poblaciones de importancia, a lo largo del trazado se sitúan múltiples servicios sanitarios, educativos y de ocio cuyos accesos mejorarán una vez entre en funcionamiento la actuación.

La duplicación de la calzada de la A-392 dará comodidad a los usuarios y, sobre todo, aumentará la seguridad en la conducción. Esta actuación comienza en el término municipal de Alcalá de Guadaíra, en una glorieta de acceso diseñada para conectar con la trama viaria junto a una estación de servicio. El final se localiza en la glorieta de unión con la ronda exterior de Dos Hermanas.

Se trata de un trazado puramente metropolitano, con glorietas iluminadas que regulan el tráfico y conectan con las carreteras de la zona sureste del área metropolitana. Una de las principales intersecciones es el enlace de nuevo diseño con la autovía A-376, constituido por una glorieta elevada, con dos pasos superiores sobre la autovía Sevilla-Utrera y cuatro ramales de conexión con la misma.

La vía adquiere una sección tipo autovía, con dos carriles para cada sentido y mediana ajardinada de dos metros de ancho. La actuación incluye la reposición de los servicios existentes en el tramo, las vías pecuarias, así como la mejora del drenaje longitudinal y transversal.

Esta actuación está incluida en el programa operativo Feder de la Unión Europea, por tratarse de una conexión con la Red Transeuropea de Transportes (RTE-T) a través de la A-92 y también con la SE-40, a través de la A-376 Sevilla-Utrera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies