El IAM advierte de la creciente ciberdelincuencia en los casos de violencia de género

[Grupoalmeria] [L Comunicacion.Almeria.Dgob] El Iam Advierte De La Creciente Cib
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 21/06/2018 11:52:26CET

CARMONA (SEVILLA), 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Elena Ruiz, ha advertido este jueves de que la violencia de género se da "cada vez más" a través de plataformas digitales dado que "el uso del móvil y de las redes sociales es cada vez más habitual como forma de comunicación en todas las franjas de edad", y la ha denominado como "ciberdelincuencia de género".

Según ha informado el IAM en un comunicado, la directora del instituto ha inaugurado en Carmona (Sevilla) el curso 'Ciberdelincuencia de género: desde el control 2.0 a las viola-graba-ciones' que se imparte este verano como parte de la oferta académica de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide.

En su ponencia, Ruiz ha advertido de la importancia de formar en el uso responsable de las redes y de conocer la manera adecuada de actuar ante casos de ciberdelincuencia de género ante el primer signo de un posible caso. "Controlar tus conversaciones y comentarios en las redes sociales, revisar tus publicaciones, correos y fotos, querer conocer tus contraseñas personales, exigir fotos o videos comprometidos como prueba de amor", entre otros, son algunos de los principales signos de la ciberdelincuencia de género, ha explicado.

En este sentido, la directora del IAM ha recordado que "Andalucía ha sido la primera comunidad autónoma en atender todas las especificidades de la ciberdelincuencia de género", al poner en marcha un Protocolo de Actuación ante la Ciberdelincuencia de género, dirigido a todo el personal del IAM y a los Centros Municipales de Información a la Mujer, así como a la red de acogida, con el fin de darles todas las pautas necesarias para atender de manera adecuada a las mujeres víctimas que presentan síntomas de sufrir este tipo de violencia de género digital.

El protocolo ha ido acompañado de la formación necesaria para que el personal tenga la cualificación adecuada para la detección de la ciberdelincuencia de género.

Según ha explicado, casi todas las adolescentes que son atendidas en el Programa de Atención Psicológica a las Mujeres Menores de Edad Víctimas de Violencia de Género en Andalucía han sufrido ciberdelincuencia de género, "al usar las redes sociales como forma habitual de comunicación y relación".

No obstante, Ruiz ha matizado que esta nueva manifestación de la violencia machista también se está detectando en mujeres de todas las edades, "dado el uso generalizado del móvil". Por ello, ha insistido en la necesidad de "saber detectar a tiempo", y ha invitado a la ciudadanía a conocer las señales de alarma a través del citado protocolo, disponible en la web del Instituto Andaluz de la Mujer.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN

El protocolo recoge los principales signos de alarma para detectar la ciberdelincuencia de género, que deben tener en cuenta tanto la víctima como el equipo profesional que la atiende.

Asimismo, dedica un apartado muy amplio a las pautas que se deben dar a la usuaria para garantizar su seguridad informática (custodia de información, copias de seguridad, protección de la red 'wifi', consulta técnica ante geolocalizadores o aplicaciones espías, etc) y para recabar pruebas electrónicas que puedan servir en un juicio (imágenes, capturas de pantalla, wassaps, vídeos, etc), además de aportar estrategias terapéuticas adecuadas para paliar los efectos psicológicos del control y de las crisis de reputación a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs).

Además, también está disponible el programa de atención psicológica para víctimas adolescentes, un programa que presta atención especializada a las víctimas --previa autorización de sus tutores-- y a sus familias pone el foco en la prevención y la actuación ante la ciberdelincuencia de género.

El programa desarrolla además diversas jornadas de formación para profesionales del sector sanitario, educativo y de trabajo social para la detección temprana de la violencia machista en las jóvenes, y ofrece una guía dirigida a las familias andaluzas.