El ATI de Almaraz logra el visto bueno de Medio Ambiente

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Considera que no producirá impactos significativos

El ATI de Almaraz logra el visto bueno de Medio Ambiente

Central De Almaraz
GRUPO DOMINGUIS
Actualizado 24/11/2016 11:10:26 CET

   MÉRIDA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha formulado la declaración de impacto ambiental favorable para la construcción del Almacén Temporal Individualizado (ATI) de la central nuclear de Almaraz (Cáceres), al considerar que "previsiblemente, no producirá impactos adversos significativos", así como que queda "adecuadamente protegido el medio ambiente y los recursos naturales".

   La declaración, previa evaluación ambiental, ha sido publicada este jueves en una resolución del ministerio en el Boletín Oficial del Estado (BOE). En ella se explica que el objeto del proyecto, promovido por Centrales Nucleares Almaraz - Trillo A.I.E (CNAT), es la construcción de un almacén temporal individualizado (ATI).

   El mismo se ubicará dentro de las instalaciones de la planta cacereña, para resolver "las necesidades de almacenamiento del combustible irradiado, hasta que sea posible su transporte al emplazamiento que defina el Gestor de residuos radiactivos".

   El ATI permitirá la adecuación del combustible gastado, que actualmente es almacenado en las piscinas del reactor, a un sistema de almacenamiento en contenedores en seco, para su posterior transporte al emplazamiento final.

   La localización elegida para el ATI se encuentra dentro de los terrenos de la propia central, al norte de la misma, y sus edificaciones, a unos 800 metros del núcleo urbano, y a una distancia de unos 100 kilómetros de la frontera portuguesa.

   El ATI será una instalación temporal de almacenamiento a la intemperie, para la disposición en seco del combustible gastado de la central, y su "protección física, de modo seguro y estable, hasta su traslado como siguiente etapa de su gestión".

   Asimismo, para realizar el traslado de contenedores cargados hasta la losa de almacenamiento se precisa de la construcción de un vial de acceso de aproximadamente 520 metros de longitud. Además, se construirán dos viales, uno en el interior del doble vallado, y otro en el exterior del vallado simple, que delimitará la zona de vigilancia.

RESUMEN DEL PROCESO

   La resolución, de quince páginas, hace un repaso por los elementos ambientales significativos del entorno del proyecto, donde se destaca que el área de estudio no se encuentra incluida en la Red Natura 2000, si bien se localiza a 200 metros de la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) del Embalse de Arrocampo, una zona de rica biodiversidad.

   En otro apartado, el ministerio ofrece en su resolución un resumen de todo el proceso de evaluación, desde la fase de información pública y consultas, además de todos los informes recibidos de las administraciones interesadas en el proyecto; la información complementaria solicitada a los promotores por el órgano ambiental; la integración de la evaluación.

IMPACTOS

   En este punto, se especifica que los impactos significativos de la alternativa elegida quedan "circunscritos a un entorno muy próximo a su emplazamiento, dentro de los terrenos de la central nuclear".

   Así, señala que las afecciones sobre la calidad del aire "no se consideran significativas y serán temporales", al igual que los sonoros, en concreto durante la fase de construcción del ATI. Con respecto a la emisión de gases de efecto invernadero, tanto en la fase de construcción como de funcionamiento, se consideran "no relevantes desde el punto de vista del cambio climático".

   En cuanto a la fauna, el Servicio de Conservación de la Naturaleza y Áreas Protegidas de la Junta de Extremadura ha informado de que "no hay indicios de la existencia de nidos u otros valores ambientales relevantes".

   No obstante, el promotor, a fin de prevenir el efecto negativo que las obras pudieran tener sobre la misma, antes del inicio de las obras y durante su desarrollo, realizará prospecciones faunísticas de detalle en las que se determine su presencia, así como las posibles afecciones y medidas a tener en cuenta, con "especial precaución durante el periodo de cría".

   En cuanto a los espacios protegidos, indica que "no existe coincidencia geográfica del proyecto con la Red Natura 2000, ni se prevén afecciones significativas y relevantes con respecto a las poblaciones de aves y otras comunidades faunísticas asociadas a la contigua ZEPA Embalse de Arrocampo, ni a los hábitats naturales presentes en el entorno".

   En cuanto a las condiciones específicas de protección ambiental, se contempla la necesidad de adoptar una serie de medidas, entre ellas las propias para garantizar la calidad de las aguas del embalse de Arrocampo, el arroyo del Molinillo y su entorno.

   Además, el promotor elaborará un proyecto de revegetación de encinas que contemple como mínimo una superficie equivalente a la que se perderá como consecuencia de la construcción del proyecto.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies