El conductor de la retroexcavadora declara que "no había consumido nada ese día"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

E iba "pegado a la derecha"

El conductor de la retroexcavadora declara que "no había consumido nada ese día"

El acusado por el accidente de Monesterio en el juzgado de Don Benito
EUROPA PRESS
Actualizado 10/11/2016 13:58:02 CET

DON BENITO (BADAJOZ), 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El conductor de la máquina retroexcavadora implicada en el accidente de un minibús cerca de Castuera en el que fallecieron cinco niños, Fernando Fernández Murillo, ha declarado este jueves que "no había consumido nada ese día" que ocurrió el siniestro, y en que en el momento circulaba "pegado a la derecha".

Fernández Murillo ha declarado este jueves en el Juzgado de lo Penal número 1 de Don Benito, como único acusado por este accidente, en el que se le considera presunto autor de cinco delitos de homicidio imprudente, dos delitos de lesiones graves, y de conducir bajo los efectos de sustancias estupefacientes, y para el que el Ministerio Fiscal pide cuatro años de prisión.

En el trancurso del juicio, el acusado se ha negado a responder a las preguntas tanto del fiscal como de los abogados de la acusación, argumentando que lo haría "cuando esté el otro conductor" (refiriéndose al chófer del autobús" junto él, para que le "traten igual que al otro conductor".

En respuesta a las preguntas de su abogado, el acusado ha explicado que el 8 de mayo de 2014 pasadas las 21,00 horas, en el momento que ocurrió el accidente circulaba "con precaución" y "pegado a la derecha", y cuando iba a realizar el giro a la izquierda "miro y no viene nadie".

Así, cuanto estaba realizando ese giro sintió "un golpe terrible, un golpe inmenso", que le "sacó de la cabina de la máquina", ha señalado Fernández Murillo, quien ha añadido: "Yo nunca le doy al autobús, el autobús me da él a mi".

Según ha explicado, el conductor del autobús "vino rozando todo el camino los 90 ó 100 kilómetos por hora", por lo que tardó una hora en recorrer un trayecto que, a la velocidad establecida, hubiera tardado "una hora y media" en realizar, y para entonces, él ya "hubiera dejado la máquina y estaría en mi casa duchado", ha dicho. "El culpable del accidente es él", ha insistido el acusado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies