El alcalde de Ferrol insta a los familiares de Franco a solicitar un nicho "como cualquier ciudadano"

Jorge Suárez, alcalde de Ferrol
CADENA SER
Publicado 19/08/2018 16:40:20CET

Jorge Suárez, sobre En Marea: "Hay que estabilizar el rumbo del barco antes de afrontar las municipales"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, de Ferrol en Común, no descarta que los restos de Franco se depositen finalmente en la localidad una vez que se retiren del Valle de los Caídos, pero siempre y cuando los familiares soliciten un nicho "como cualquier ciudadano", puesto que el otorgado en el año 1967 como un regalo municipal pasará de nuevo a titularidad del Ayuntamiento.

En entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press ha insistido que los herederos de Franco no podrán utilizar el panteón familiar del que disponen en el cementerio de Catabois, puesto que procede de una donación municipal realizada en el año 1967 y que se considera irregular.

No obstante, ha matizado que los Franco "deben ponerse a la cola de la ventanilla como cualquier ciudadano", puesto que "por muy dictador que haya sido", tiene derecho a que sus restos sean depositados "en un lugar digno".

En todo caso, sostiene que "no debe hacerse amparado en un privilegio" y que "a toda costa" se tendrá que evitar que el lugar elegido "se convierta en un fenómeno de masas", que no sea "un lugar de peregrinaje para los acólitos del fascismo, que por desgracia aún son demasiados, ni tampoco un lugar de vandalismo para quienes guarden todo el odio contra un período nefasto en la historia de nuestro Estado".

Suárez pone como ejemplo la gestión realizada en Italia, en donde se ha prohibido "cualquier acto de exaltación fascista en los alrededores de la tumba de Mussolini". Un sistema por el que apuesta para "darle, dentro de la gravedad, la mayor normalidad y la mayor discreción posible" a los restos de Franco.

DEFIENDE QUE EN MAREA DEBE ESTABILIZAR EL RUMBO DEL BARCO

Ante la situación interna en la que se encuentra En Marea, sostiene que debe "estabilizar el rumbo del barco" de forma "urgente" antes de afrontar las elecciones municipales del próximo año y apuesta por hacerlo "tomando como modelo las ciudades".

Suárez ha defendido los "espacios mestizos, proyectos muy diferentes y conscientes de ser diferentes" impulsados desde los gobiernos afines a En Marea, y en los que se anteponen "los intereses de las clases desfavorecidas" a los propios.

Sin embargo, ha matizado que esto debería hacerse "sin que suponga agresiones mutuas ni desligitimar el trabajo de nadie", en especial, en un momento en el que considera que la campaña electoral para las municipales de 2019 ya ha comenzado, con la Xunta y el PP con toda su maquinaria "activada" para "batir" las llamadas "ciudades del cambio", A Coruña, Santiago y Ferrol, gobernadas por las confluencias.

Pero, frente a otros representantes críticos agrupados en la Mesa da Confluencia, el regidor ferrolano alega que el proyecto de En Marea no está agotado y aboga tan solo por "reformularlo para que todas las partes se sientan representadas".

"Llevamos muchísimo tiempo y muchísimo desgaste, que se nota en las encuestas, hablando de nosotros mismos, de nuestros conflictos; y todo el trabajo excelente que se está haciendo en el Parlamento, en defensa de la clase trabajadora, de los colectivos agredidos, de la sanidad pública y la educación... no están teniendo la relevancia necesaria", ha valorado.

Por este motivo, defiende que las partes de la confluencia integradas en la Mesa, que "trabajan por la unidad y no tienen representación", deben alcanzar el "papel que le corresponde", pero no por "un sistema de cuotas de poder", sino "porque fueron los que estuvieron desde el principio apostando por la unidad y renunciaron con toda la generosidad a sus siglas para conformar un proyecto de unidad popular".

A LUIS VILLARES, "TODO MI APOYO, RESPETO Y RESPALDO"

El líder de Ferrol en Común defiende a Luís Villares aunque se muestra convencido de que al portavoz de En Marea "no le queda otra que tomar medidas".

"Tiene todo mi apoyo, respeto y respaldo a nivel personal y político; otra cosas es que el Consello y la dirección que actualmente conforma En Marea están protagonizados por actores minoritarios que no representan la pluralidad del espacio", ha remarcado Suárez, que emplaza a "resolver cuanto antes la falta de representatividad del Consello das Mareas, que no representa a todo el espacio".

Un Consllo al que también le ha achacado "un menosprecio" a las organizaciones políticas "que siempre estuvieron apostando por la unidad popular" y en las que acaba pareciendo, ha puntualizado, una "estigma" militar --Jorge Suárez milita en Esquerda Unida--.

"Una cosa es Villares, su relevancia, el papel que juega dentro de En Marea y otra cómo debe conformarse ese espacio, que debe huir de la estructura de un partido vertical tradicional". Recuerda que, "para eso", ya existen otros espacios "de índole nacionalista" mientras a la confluencia le toca centrarse en "espacios horizontales con poder de decisión de todas las partes sean militantes o no de organizaciones políticas".

En todo caso, vuelve a defender a Villares al entender que no ha dado su respaldo a una de las otras dos plataformas que conviven con su espacio político. "No creo que asistir a una cena signifique un apoyo expreso; no hay una resolución ni un comunicado de apoyo".

REY VARELA, "GRAVE ERROR" COMO CANDIDATO DEL PP

Sobre la candidatura "cantada" del ex alcalde y conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, a la alcaldía de Ferrol, Suárez deja caer que "estaría encantado" de que fuese el elegido por el PP, aunque cree que los militantes de ese partido lo ven como "un grave error".

"En el año en el que pierde las elecciones es premiado con una Consellería, huye del ayuntamiento, deja Ferrol al margen y abandona a un grupo municipal mermado", ha relatado, así que cree que "por mucho que intenten disfrazarlo", se demostró que su período como regidor fue "nefasto" para Ferrol.

Aún así, para él son "irrelevantes" los candidatos de los demás partidos y prefiere centrare en su propuesta para presentar una candidatura y un balance de legislatura solventes", para lo que admite que "todavía" tienen "mucho que trabajar en estos meses".

Tras una legislatura en la que el pacto establecido con el Partido Socialista se rompió en poco más de un año, el alcalde asevera que, "a título personal" nunca hubo "enfrentamiento ni crispación" con Beatriz Sestayo, _la que fue su socia de gobierno como portavoz del PSdeG_ sino "diferencias políticas sobre como afrontar un pacto de coalición".

Pese a la ruptura temprana de la coalición, no cierra la puerta tampoco a futuras alianzas tras las elecciones de 2019, porque reconoce que es una "obviedad" que seguir gobernando Ferrol pasa "por un sistema de alianzas y pactos", con el PSOE y el BNG, "con Beatriz Sestayo o sin ella".

Tras tres años de gobierno, asegura que conserva "la misma ilusión que el primer día" reforzada ahora por la aprobación de presupuestos, y que avanza que le permitirán afrontar obras como la pasarela de Santa Mariña, el mercado de Caranza o la plaza de Armas.