La iniciativa popular por la custodia compartida inicia su trámite parlamentario con el aval de PP y PSdeG

Publicado 17/10/2017 14:28:23CET

   El BNG vota en contra de la "imposición" de esta medida en una sociedad que todavía no es "igualitaria" y En Marea rechaza votar

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La iniciativa legislativa popular que pide que, con carácter general, la custodia de los hijos se establezca de forma compartida entre los progenitores en caso de ruptura de la pareja ha dado este martes su primer paso, al recabar el aval del PP y el PSdeG para iniciar su recorrido parlamentario.

   Esta propuesta normativa ha llegado al Pazo do Hórreo con el respaldo de 15.000 firmas y ha sido defendida ante el pleno por Lois Manuel Toirán, quien ha reivindicado la importancia de que los hijos mantengan "lazos estrechos" con sus dos padres e, incluso, su "derecho" a tener "cuatro abuelos".

   Así, ha demandado que se permita a los hombres "participar en la crianza y el cuidado de los hijos" y que la custodia sea compartida por defecto, salvo en los casos en los que un juez dictamine en contra. "La realidad pide herramientas para poder avanzar", ha apelado a los cuatro grupos parlamentarios.

   En su petición se ha topado con el voto en contra del BNG, que ha justificado su viceportavoz parlamentaria, Olalla Rodil. En concreto, ha objetado contra la "imposición" de la custodia compartida, partidaria de que, como ya está regulado, se establezca "de común acuerdo" entre los padres o cuando la Fiscalía lo apoya.

"NO VIVIMOS EN UNA SOCIEDAD IGUALITARIA"

   "No se puede imponer como solución salomónica, sin tener en cuenta el contexto social", ha argumentado, consciente de que no vivimos en "una sociedad igualitaria" y de que poner en práctica esta medida exigiría "un altísimo grado de cooperación" entre los padres que no se da en la actualidad.

   De que los hombres no están "implicados en la práctica lo suficiente" en el cuidado de los niños ni siquiera durante el tiempo que dura la convivencia de la pareja, da cuenta --ha señalado-- el hecho de que más del 70 por ciento de las reducciones de jornada las asumen las mujeres, con la caída de recursos económicos que ello conlleva.

DUDAS SOBRE SU CONSTITUCIONALIDAD

   En cambio, tanto los socialistas, que por boca de Patricia Vilán han planteado su desacuerdo con algunas partes del texto, como los populares, de la mano de Paula Prado, han aportado su voto favorable para que esta iniciativa legislativa sea ahora trabajada por los grupos.

   Eso sí, no han obviado que la norma, de aprobarse, podría incurrir en inconstitucionalidad, pues la regulación de las relaciones paterno-filiales es de competencia estatal. Es por ello que la representante del PP en el debate ha abogado por buscar asesoramiento previo, para evitar "generar problemas".

   También se han dado ciertas coincidencias entre PP y PSdeG a la hora de "superar los estereotipos" que conceden la custodia, de oficio, a las mujeres, como ha dicho Prado; mientras Vilán ha rebatido las afirmaciones de Rodil al sostener que ya no es cuestión de "padres" o "madres", sino de "roles", pues hoy son muchas las parejas homosexuales con hijos en situación de ruptura.

   A renglón seguido, la compostelana ha expresado sus "dudas" sobre la obligatoriedad de la custodia compartida y la pontevedresa ha dejado claro que el texto requiere "precisión" en "multitud" de aspectos y ha tildado de "inaceptable" la redacción de la parte que atañe al maltrato.

   Con todo, a la vista de que se trata de un debate que "está en la calle", se ha mostrado "a favor" de que se permita su entrada en la Cámara. "El documento es manifiestamente mejorable, pero respetamos las firmas de una parte muy importante de la sociedad gallega", ha concluido Vilán.

EN MAREA NO VOTA

   Llamativa ha sido la postura de En Marea, cuya portavoz en el debate, Paula Quinteiro, rechazó pronunciarse sobre el asunto, en línea con lo que siguió ocurriendo en el resto de la sesión.

   Durante el tiempo que ocupó el estrado, y pese a las numerosas llamadas a centrarse en la cuestión lanzadas por el presidente del Parlamento, Miguel Santalices, la diputada de la formación rupturista no llegó a verbalizar la postura de su grupo.

   "Hoy sólo cabe analizar los incendios", repitió en varias ocasiones y, ante el aviso de que le sería retirada la palabra, sostuvo que será "el pueblo" el que hable "en la calle".

   En el momento de la votación, En Marea optó por no posicionarse, tanto para evidenciar su malestar con el hecho de que el pleno no se centrase en los incendios de este fin de semana como para no reflejar la división de opiniones en el seno del grupo.

   Y es que, si bien el portavoz, Luís Villares, está a favor de la custodia compartida, ni Podemos ni Esquerda Unida la apoyan. Del pleno se ausentaron la líder de la formación morada en Galicia, Carmen Santos, entre otros miembros de Podemos, y la responsable de EU, Eva Solla.

"EN ESTA LEGISLATURA"

   Para cerrar el debate, Lois Manuel Toirán ha pedido que la tramitación de esta norma no se alargue demasiado en el tiempo y que, si es posible, "se lleve a cabo en esta legislatura".